Abrigos fuera: las recomendaciones de la CNAE

(Novedades – Coches) Aprovechando unas fechas tan señaladas, como diría el mismísimo rey, la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) ha publicado su «decálogo de conducción invernal», donde ofrece varios consejos prácticos a la hora de ponerse al volante de un automóvil. Un manual útil y saludable para refrescarnos algunos principios básicos que nunca está de más volver a recordar, sobre todo en esta época de fiestas familiares y muchos viajes.

Uno de los más curiosos es el punto en el que se aconseja quitarse el abrigo a la hora de conducir. Desde la CNAE avisan que es «muy incómodo» y, lo más importante, dificulta la eficiencia del cinturón de seguridad al «no ir pegado al cuerpo». Pero no es la única recomendación de este tipo ya que las bajas temperaturas traen consigo varias cuestiones a las que no estamos acostumbrados durante todo el año y que cabe contemplar ante las nuevas condiciones que provocan en carretera.

Todo aquel que tenga pensado salir a la carretera debe estar provisto de cadenas y líquido refrigerante con anticongelante, elementos muy necesarios para combatir las inclemencias del tiempo. Además de mantas, comida y bebidas por si circulas en carreteras cortadas.

También recomiendan bajar las ventanillas al entrar en el auto, así se evitan empañamientos. O si no, está la calefacción, aunque, cuidado, no conviene abusar porque «puede producir somnolonencia». Antes de arrancar hay que asegurarse de eliminar bien el hielo del parabrisas, algo que, recuerdan desde su página web, es sancionable si no se hace, pues pone en entredicho seriamente la visibilidad del conductor. Pero no limpiéis los cristales con agua caliente que podrían romperse.

Dicho esto quedan un par de detalles que si no se incluyeran no estaríamos hablando de un decálogo como dios manda. Por si todavía queda algún rezagado, la conferencia de autoescuelas nos hace memoria del peligro que comportan ingerir alcohol o drogas a los pedales de un automóvil. También informa que se debe tener cautela con los medicamentos y consultar bien el prospecto, pues la mayoría «afectan negativamente a la conducción» con mareos o vértigos. Lo que no se especifica es si se puede tomar o no Red Bull.

Escrito por Raul Morillo el 25 diciembre, 2009 | ningún comentario
, Sin categoría

Déjanos tu comentario