Al acecho de Red Bull

Sebastian Vettel, al frente de los pilotos en el GP de Turquía 2009

(Previa – GP Turquía 2010) Los monoplazas ‘alados’ volverán a ser los favoritos un fin de semana más, si bien deberán vigilar a Ferrari, McLaren y Mercedes GP, que presentarán nuevas mejoras para recuperar el terreno perdido.

De Mónaco a Turquía, de las estrellas calles del Principado a un circuito de Hermann Tilke, de Loews o La Rascasse a la famosa curva 8 de Istanbul Park. La Fórmula 1 deja el glamour monegasco para enfrentarse a la pasión turca, a la calor otomano, para celebrar la séptima prueba del Mundial de Fórmula 1. El año pasado este fue el último Gran Premio que ganó Jenson Button, ¿pasará lo mismo con el poderío hasta hoy mostrado por los Red Bull?

Sin duda, la escudería austríaca volverá a ser el centro de atención en el paddock. Sin embargo, en Red Bull saben que las dos semanas que ha habido entre el GP de Mónaco y la cita de este fin de semana en Estambul han sido aprovechadas por sus máximos rivales: Ferrari, McLaren y Mercedes GP, que volverán a poner a prueba a los colíderes del campeonato, Mark Webber y Sebastian Vettel, y lucharán por evitar que los monoplazas alados sumen la séptima pole consecutiva.

En el caso de Ferrari, el F10 llevará un nuevo ‘Conducto F’, diferente al que estrenó en Barcelona. Entonces, los pilotos debían tapar el agujero con una mano mientras que con la otra se modificaba el repartidor de frenada, sujetando el volante con dos dedos. Demasiado preligroso para la seguridad de los pilotos, así que en Maranello se han puesto manos a la obra y traen a Estambul un ‘Conducto F’ al estilo McLaren, tapándose con la rodilla izquierda. Red Bull también estrenará un nuevo ‘Conducto F’, pero lo estrenará el viernes y su uso en domingo dependerá de cómo evoluciona la adaptación.

Ferrari cumplió sesenta años la semana pasada, y este fin de semana disputará su carrera número 800 en la F1, por lo que el objetivo parece claro: recuperar el dominio en Estambul, donde en cinco años Ferrari ha ganado en tres ocasiones.

Fernando Alonso, uno de los temores de Red Bull además de Lewis Hamilton, avisó esta semana que “la victoria final dependerá de pequeños detalles” y sabe el asturiano que uno de ellos es la pole, hasta hoy dominada por Red Bull, y después realizar un buen trabajo en pista. El trazado de Istanbul Park es un tanto peculiar y, junto con el Circuit de Catalunya, es de las pistas donde la pole position tiene un peso importante: en cuatro de las cinco ediciones disputadas el vencedor salió desde la primera posición, mientras que en la oveja negra de la estadística el ganador salió segundo.

Lewis Hamilton, que reconoció que pidió sus mecánicos que copiaran al RB6, lanzó un aviso para navegantes: el MP4-25 “estará como en su casa. Le encantan los circuitos suaves, rápidos, donde la aerodinámica tenga mucha importancia, curvas rápidas”. Por su parte, en Mercedes GP siguen mejorando el MGP W01 para volver a situar a Michael Schumacher a lo más alto. El equipo alemán volverá a hacer uso del chasis largo que estrenaron en Barcelona y que sirvió para que el Káiser acabara cuarto, su mejor resultado hasta ahora. En Mónaco prefirieron utilizar el chasis de Bahréin porque mejor se adaptaba a los virajes monegascos, pero en Turquía la historia es diferente.

Por este motivo, en Red Bull deberán vigilar a todos sus rivales. En las apuestas son los favoritos, pero eso no siempre se traduce en victoria segura. Sebastian Vettel gozará de un chasis nuevo después de correr en Mónaco con el suyo dañado. Por su parte, Mark Webber será puesto a prueba tras ganar (y llevarse la pole) las dos últimas citas, y en Estambul podría reafirmar su posición en el equipo ante Vettel o bien el alemán le superará en carrera, y en la clasificación.

Por su parte, Pedro Martínez de la Rosa (BMW Sauber) ha sido muy claro: quiere terminar la carrera “por encima de todo”. Motivos no le faltan para mostrar un objetivo tan ‘sencillo’: sólo ha acabado una de las seis carreras disputadas. La fiabilidad del C29 será puesta de nuevo a examen, y un nuevo suspenso no será positivo. Por lo que respecta a Jaime Alguersuari, el piloto catalán espera proseguir su evolución, buscará sumar más puntos y volver a superar a su compañero de equipo Sebastien Buemi, algo que ha conseguido en cinco de la seis pruebas celebradas.

Bridgestone, tal y como anunció hace dos meses, llevará a Turquía neumáticos blandos y duros, el mismo compuesto que ha utilizado para todos los Grandes Premios de la temporada salvo Bahréin y Mónaco. “Estambul, como hemos visto en el pasado, es particularmente duro, de ahí que hayamos seleccionado el compuesto más duro”, explicó Hirohide Hamashima, el jefe de Desarrollo de Neumáticos Deportivos de Bridgestone. En lo que se refiere a la climatología, se espera calor y pocas probabilidades de lluvia (apenas un 5%) para los tres días del Gran Premio, si bien el sábado y domingo podría estar nublado. Eso sí, las temperaturas estarán cercanas a los 28ºC.

Consulta la clasificación y el calendario de la competición:


Déjanos tu comentario