Alonso: «Ni yo ni el equipo vamos a tirar la toalla»

Fernando Alonso celebra el segundo puesto conseguido en el GP Mónaco 2011

(Declaraciones – F1) El piloto de Ferrari es muy claro y volvió a demostrar lo competitivo que es: a pesar de ser consciente que la diferencia con el líder se amplía, todavía no quiere pensar en tirar el año.

Fernando Alonso no pudo ocultar la decepción por el segundo puesto obtenido en el GP de Mónaco, ya que el piloto de Ferrari sigue defendiendo que «tuvimos una oportunidad real de lograr nuestra primera victoria», tal y como esgrimió al bajarse del coche, y volvió a señalar que «la interrupción posterior al accidente entre [Vitaly] Petrov y [Jaime] Alguersuari nos privó de la posibilidad de intentarlo hasta el final«, tal y como señaló Stefano Domenicali.

El piloto asturiano explicó en una nueva publicación en su blog en Ferrari que tras el segundo pitstop «intenté ahorrar neumáticos específicamente para prepararlos de cara a las últimas vueltas, para cuando esperaba ser capaz de sacar el máximo de éstos si Sebastian [Vettel] tenía alguna dificultad con sus neumáticos, teniendo en cuenta que llevaba muchas vueltas con el mismo juego». Sin embargo, «el plan se fue al traste».

De ahí que sea consciente que «la lucha por el título estaba cada vez más difícil, por no decir imposible«, ya que ahora el asturiano es quinto con 69 puntos y a 74 puntos del líder, pero quiso remarcar y subrayar que «ni yo ni el equipo vamos a tirar la toalla».

Por otro lado, señaló que las mejoras que lleven a Silverstone determinarán «si la temporada será un éxito», a la vez que se alegraba por el alta médica del piloto mexicano Sergio Pérez, destacando las mejoras en seguridad que han habido los últimos años en los monoplazas de Fórmula 1.

Declaraciones Fernando Alonso

«Llegué a Maranello por la mañana del lunes y por la tarde, estuve involucrado en unas actividades de relaciones públicas. También tuve la oportunidad de conocer a dos de nuestros pilotos de la Academia de Jóvenes Pilotos, Raffaele Marciello y Brandon Maisano, quienes estaban en Fiorano para un test de Formula 3. Después, fui hacia Parma donde por la noche participé en el Partita del Cuore (‘Partido del corazón’), un torneo triangular para recaudar fondos para la Fundación Telethon.

Han pasado más de veinticuatro horas desde que acabó el Gran Premio de Mónaco y no ha cambiado mi opinión. Tuvimos una oportunidad real de lograr nuestra primera victoria de la temporada y la interrupción posterior al accidente entre [Vitaly] Petrov y [Jaime] Alguersuari nos privó de la posibilidad de intentarlo hasta el final. En la segunda parte de la carrera, después del pitstop, intenté ahorrar neumáticos específicamente para prepararlos de cara a las últimas vueltas, para cuando esperaba ser capaz de sacar el máximo de éstos si Sebastian [Vettel] tenía alguna dificultad con sus neumáticos, teniendo en cuenta que llevaba muchas vueltas con el mismo juego. Desgraciadamente, el plan se fue al traste, pero hay que aceptarlo, porque sabemos que situaciones como la que vimos en Mónaco pueden pasar a menudo.

Inmediatamente después de la carrera, dije que la lucha por el título estaba cada vez más difícil, por no decir imposible. Claro, si Vettel termina ganando una carrera la cual creíamos que había una posibilidad de victoria, entonces sientes un poco de decepción, pero esto no significa que no seguiremos trabajando duro en la pista y al volver a casa en el desarrollo del coche. Evidentemente, la diferencia en el campeonato se está ampliando: podemos hacer cálculos, pero ni yo ni el equipo vamos a tirar la toalla.

He estado hablando con los ingenieros sobre los nuevos elementos que tendremos en Montreal (Canadá), pero sobre todo, sobre los pasos hacia delante que tenemos que dar en Silverstone (Gran Bretaña), cuando volvamos a una pista que requiere mucho agarre aerodinámico. Allí es donde realmente podremos ver si la temporada será un éxito. Hasta entonces, queremos y debemos creer en nosotros mismos.

Estoy contento al escuchar que Sergio Pérez ha dejado el hospital de Mónaco. Él tuvo un accidente realmente horrible y el hecho que salió casi ileso del coche es una clara indicación del progreso en seguridad realizado en un coche de Fórmula 1. Nunca se puede terminar completamente con los riesgos, pero pueden reducirse significamente tanto para los pilotos como para todos aquellos que trabajan en la pista».

Así se tomó la foto de la noticia

Todo sobre el GP Mónaco 2011

Déjanos tu comentario