Aún hay trabajo para Lorenzo y Rossi

Jorge Lorenzo durante los test de MotoGP en Catar, 2011

(Declaraciones – MotoGP) El vigente campeón del mundo y el nueve veces campeón todavía exigen trabajo en Yamaha y Ducati, respectivamente, para dar caza a los primeros puestos.

El inicio del Mundial está a la vuelta de la esquina y, vistos los últimos resultados en los entrenamientos con dominio absoluto de Honda, en sus máximos rivales, Yamaha y Ducati, reconocen que tienen trabajo por delante para dar caza a los primeros puestos cuando los semáforos se apaguen el próximo domingo en el Circuito de Losail (Catar).

“Hoy no fue el mejor día para mí”, explica el vigente campeón Jorge Lorenzo en declaraciones facilitadas por la escudería japonesa. “No lo fue porque mi conducción fue mala; siempre lo admito cuando así es”, añade el mallorquín, que marcó el séptimo mejor crono del último día. “Hemos tenido problemas con el set up de la moto durante la sesión y desafortunadamente no hicimos un paso adelante“, reconoció el piloto de Yamaha.

“El viento fue duro pero fue un problema para todos”, prosigue Lorenzo. “También hemos probado un basculante diferente pero no ha supuesto una mejora. Trabajaremos los próximos días para estar preparados para la próxima sesión del jueves”, concluyó el piloto.

Por su parte, y mientras en Honda claman prudencia, Valentino Rossi resumió en “bastante difícil” la última jornada de entrenamientos en Losail. “Las condiciones meteorológicas fueron más duras que el día anterior, y tuve una nueva caída, cuando resbalé al pisar una línea blanca”, explica il Dottore, que remarca que la caída fue “sin gravedad”, y que no fue el mayor problema, sino que éste “fue que cerca de una hora y media antes del final empecé a perder fuerza en el hombro, y no pude apretar más“.

“Es una vergüenza”, prosigue Rossi, “porque acababa de hacer mi mejor tiempo, y habría podido rebajarlo un poco más. En cambio, no he podido montar los dos compuestos blandos de neumáticos que teníamos“, explica el piloto de Ducati. “Empecé una tanda larga, pero me detuve porque estaba perdiendo décimas vuelta tras vuelta. Digamos que no estamos tan lejos como parece, aunque tenemos mucho trabajo por hacer, tanto sobre la moto como yo mismo, porque el hombro evidentemente no está capacitado para soportar dos días intensos de pruebas. Entre ahora y el jueves voy a hacer algunos ejercicios leves y sesiones de masaje, y vamos a ver qué tal”, concluyó el piloto.

Déjanos tu comentario