“Bienvenue au Quebec”

El famoso 'Muro de los Campeones' del Circuito Gilles Villeneuve, Montreal, Canadá

(Previa – GP Canadá 2010) El famoso ‘Muro de los Campeones’ espera a la Fórmula 1 tras el año sabático que el Circuito Gilles Villeneuve tomó en 2009. El ‘Conducto F’ de McLaren coloca a la escudería británica en buen lugar, pero el dominio de Red Bull, sobre todo en sábado, deparará una buena lucha. Eso, si Mark Webber y Sebastian Vettel no se vuelven a encontrar como en Estambul.

Bienvenue au Quebec. Nunca un muro con un mensaje de bienvenida había sido tan evitado. Se encuentra en la chicane de meta (curvas 12-13), donde los pilotos pasan de 316 a 134 km/h, y recibe el apodo de “Muro de los Campeones” desde la carrera de 1999, cuando Damon Hill, Michael Schumacher y Jacques Villeneuve, tres de los cuatro campeones que disputaban esa temporada, acabaron estrellados en dicho muro. Mika Hakkinen, el otro campeón en pista, ganó la carrera.

Los muros, cercanos a la pista, son inevitables en el Circuito Gilles Villeneuve de Montreal. Ubicado en la isla artificial de Notre Dame, el río San Lorenzo que lo bordea impide que las escapatorias sean más amplias, por lo que los pilotos se enfrentan a una prueba en la que los muros podrían tener protagonismo. Y no sólo el famoso de la chicane de meta será un punto clave en la carrera, donde el mínimo error te deja fuera, sino también habrá que estar atentos a la salida, que suele ser espectacular a la vez que peligrosa. La curva cerrada que se encuentran nada más arrancar y pasar por encima de la leyenda Salut Gilles, en honor a la leyenda del automovilismo canadiense, y mundial, que nunca fue campeón del mundo, se suele convertir en un embudo, provocando en ocasiones la salida del Coche de Seguridad.

Los organizadores aprovecharon su ausencia en el calendario de la temporada pasada para reasfaltar la pista, uno de los puntos criticados por los pilotos, pero el asfalto no tendrá el protagonismo que sí tendrán los frenos, un apartado sumamente importante en Montreal, donde es importante la capacidad de tracción y la estabilidad en las frenadas, así que habrá que estar atentos a la fiabilidad de los mismos este fin de semana.

Pero los equipos también vigilarán de cerca que no se vuelvan a repetir situaciones como la de Turquía hace quince días, donde los pilotos de Red Bull protagonizaron un polémico accidente y los de McLaren, vueltas más tarde, estuvieron a punto de hacer lo mismo. En Red Bull aseguran que no volverá a suceder y Sebastian Vettel y Mark Webber afirmaron la semana pasada haber pasado página. Y más les vale, porque si algo se debe extraer de la cita en Estambul es que los monoplazas de Woking estarán al acecho, si de nuevo los alados dominan en la calificación y se llevan la pole position en vez de los plateados de Woking, ya que esta temporada parece ser dominio de Red Bull.

McLaren contará este fin de semana con la ventaja del ‘Conducto F’, propicio en una cita como la de Montreal. Y no es que el resto de escuderías no cuenten con el invento de Woking en sus coches, pero es que los creadores del invento son los que mejor provecho están sacando de ello, además de contar con un motor Mercedes que, como el año pasado, se muestra como el mejor de la parrilla. Y, mientras en Red Bull se preocupan por la potencia de su motor Renault y en Ferrari deben mejorar su F10, algo que no ocurre desde China según aseguró Fernando Alonso, el MP4-25 se postula como el monoplaza a tener en cuenta.

De hecho, no hace falta irse muy atrás, ya que en las dos últimas citas Lewis Hamilton logró la pole (y aquí su primera victoria en la F1, en 2007) y si el año pasado no repitió victoria fue, entre otras cosas, porque cometió un error infantil en el pit lane al llevarse por delante a Kimi Raikkonen y Nico Rosberg por no fijarse en el semáforo.

El ganador en 2008 fue Robert Kubica, hoy piloto de Renault, que sumó la única victoria de BMW en la Fórmula 1, y de momento también única en su palmarés personal. Eso sí, el recuerdo del grave accidente de 2007 (antes de llegar a la curva 10, por tanto, lejos del “Muro de los Campeones”) todavía está presente, aunque es algo que no impide al polaco tener ganas de visitar Canadá. Y seguro que este año, al volante de la revolución en este inicio de campaña, querrá repetir victoria. Eso sí, nadie debe olvidar a Michael Schumacher, el hombre con más triunfos en Quebec (como al revés, esta es de las pistas donde el Káiser ha sumado más victorias) y que cuenta con un Mercedes en progresión que seguramente planteará batalla a lo largo del fin de semana.

El ambiente que se respira en Montreal gusta a los pilotos. Ya lo aseguró Pedro Martínez de la Rosa: “Todo el mundo disfruta mucho de Canadá”. No sólo por la forma de correr aquí, sino también por el ambiente que se respira, diferente al de otras citas de la F1 en suelo norteamericano. Jaime Alguersuari, debutante en el Gilles Villeneuve, tiene ganas de correr aquí, sobre todo por tener “las vallas muy cerca”.

Eso sí, los pilotos deberán mirar al cielo, ya que las lluvias podrían volver a aparecer. Las primeras previsiones meteorológicas hablan de un 55% de posibilidades de que llueva el sábado, y para el domingo, aunque las probabilidades bajan al 40%, se esperan chubascos que podrían añadir mayor espectacularidad a la prueba. Con todo, y como ya sucedió en Mónaco, Bridgestone llevará gomas superblandas y medias, y la marca japonesa avisa de que, al ser una pista con poco uso durante el año, “las asignaciones que llevaremos puedan parecer demasiado duras cuando se utilicen el viernes, en la primera jornada”, aunque esperan que para el domingo mejore la adherencia del circuito por lo que se trate de “una buena combinación”.

Consulta la clasificación y el calendario del Mundial:

Déjanos tu comentario