Chandhok estrena Yeongam y Ecclestone admite ‘problemas’ con Corea

Karun Chandhok, durante la demostración con un Red Bull en el Circuito de Yeongam, Corea del Sur, 2010

(Noticias – F1) Como estaba previsto, el piloto indio de Hispania Karun Chandhok se puso al volante del Red Bull para realizar las primeras vueltas de un Fórmula 1 en un circuito surcoreano. Las sensaciones posteriores fueron agridulces.

Karun Chandhok, durante la demostración con un Red Bull en el Circuito de Yeongam, Corea del Sur, 2010
Karun Chandhok, durante la demostración con un Red Bull en el Circuito de Yeongam, Corea del Sur, 2010
Karun Chandhok, durante la demostración con un Red Bull en el Circuito de Yeongam, Corea del Sur, 2010
Karun Chandhok, durante la demostración con un Red Bull en el Circuito de Yeongam, Corea del Sur, 2010
Karun Chandhok, durante la demostración con un Red Bull en el Circuito de Yeongam, Corea del Sur, 2010

El Circuito de Yeongam, sede del primer Gran Premio de Corea del Sur de Fórmula 1 (22-24 de octubre), ya ha visto rodar por su asfalto al primer monoplaza de la categoría reina del automovilismo. El protagonista, cmo se anunció la semana anterior, fue Karun Chandhok, actual piloto reserva de Hispania que en calidad de ex piloto del Red Bull Junior Team pilotó un monoplaza austríaco por la pista asiática.

El evento, bajo el nombre de Circuit Run 2010, consistió en 14 vueltas del piloto indio en la pista ante la atenta mirada de 4.000 espectadores, que también siguieron una demostración con un Fórmula BMW y con algunos coches de turismo de Corea. Al finalizar la sesión Chandhok dejó en evidencia que todavía queda trabajo por hacer, como también reconocería el patrón de la competición, Bernie Ecclestone, quien a pesar de todo se muestra convencido de la celebración del Gran Premio.

«Es un diseño realmente interesante«, afirmó Chandhok sobre el trazado al bajarse del monoplaza. «La pista tiene una buena mezcla de curvas y creo que veremos muchos adelantamientos en el primer sector ya que hay largas rectas con horquillas lentas. La recta entre las curvas 1 y 2 es muy larga, mientras que de la curva siete en adelante, es una sección rápida», explicó el piloto, que considera que la configuración de la pista hará que «los chicos de Red Bull estarán felices en los sectores dos y tres».

Pero más allá del diseño, Chandhok dió pistas del estado del circuito, que el próximo 21 de septiembre se juega su futuro con la inspección final y definitiva de la FIA. «En cuanto a las instalaciones, los garajes y los edificios para los equipos parecen estar terminados y son grandes, creo que los equipos deberán traer alrededor de un 30% más de muebles para llenarlos», explicó. «Las gradas también parecen razonablemente terminadas. La pista en sí necesita un poco más trabajo en el asfalto y los bordillos«, afirmó Chandhok que sin embargo cree que todo «estará listo a tiempo» ya que los organizadores así lo piensan. Eso sí, después, en su Twitter personal, Chandhok reconoció que le queda «mucho trabajo». «La tribuna principal se encuentra terminada aunque tienen que poner otras tribunas temporales porque no tienen tiempo para poner otras de carácter más permanente«, asegura.

Todo ello llegó a oídos de Bernie Ecclestone, patrón de la Fórmula 1, que reconoció que «hay problemas» con el Circuito de Yeongam, «pero contamos con que la carrera pueda disputarse», aseguró con optimismo el dirigente británico. No en vano, sólo le queda la esperanza, ya que más tiempo del que han dispuesto en Corea del Sur para la construcción del circuito no le pueden ofrecer, habida cuenta de que la inspección final de la FIA la deberían haber pasado hace más de un mes, pero que les han concedido más tiempo. Además, con tan poco tiempo, a la F1 le será muy complicado encontrar un sustituto de garantías al Gran Premio de Corea. «El circuito definitivamente está preparado, pero todos los edificios, quizás no«, añadió Ecclestone, que bromeó con la situación: «Tendremos que rebajar algunas décimas».

Por último, Chandhok consideró tras acabar la demostración con el Red Bull que en Corea del Sur hay ganas de ver a la Fórmula 1. «Había un montón de gente para el evento de hoy, que no se publicitó de forma masiva, y había una gran cantidad de medios de comunicación, lo que demuestra el interés. Los organizadores dicen que han vendido una cantidad importante de entradas, por lo que debería ser una buena carrera. Ha sido genial para mí conducir el coche de Red Bull de nuevo y gracias a mi equipo, Hispania, por dejarme completar esta carrera de demostración», concluyó el piloto indio de 26 años.

Escrito por Borja Igual el 6 septiembre, 2010 | ningún comentario
, Sin categoría

Déjanos tu comentario