Coma y Sainz, cara y cruz en la décima etapa

Marc Coma durante el Rally Dakar 2010

(Rally Dakar – Etapa 10) El piloto madrileño perdió 9:19 con el líder, Al Attiyah, mientras que Marc Coma confirmó su liderazgo en la categoría de motos.

Marc Coma y Carlos Sainz no gozaron de la misma fortuna en la décima etapa del Dakar. El catalán pareció sentenciar su triunfo en la categoría de motos (aventaja en 18 minutos y 10 segundos a Cyril Despres) mientras que el madrileño cedió 9 minutos y 19 segundos ante Al Attiyah, el líder qatarí. A éste, quizá por el conocimiento del terreno, no se le atragantaron las dunas y, pese a un error en la navegación, quedó cuarto en la etapa que Carlos Sainz finalizó quinto.

El madrileño quedó atrapado en una de las blancas dunas de Fiambalá, donde en 2009 tuvo el accidente que le impidió ganar aquel Dakar, se perdió un par de veces, pinchó una de las ruedas de su Race Touareg 3 y rompió la caja de cambios. Poco más podía sucederle. Ante tal sucesión de sucesos, Carlos Sainz perdió demasiado tiempo ante Al Attiyah, que ya le aventaja, en la general, en 12 minutos y 37 segundos.

Dada la situación, Sainz no sólo debe afrontar el tramo que queda de manera perfecta sino que, también, debe esperar el error por parte de qatarí.

Para ganar la prueba sudamericana, por tanto, no lo tiene fácil Carlos Sainz, que vive un momento totalmente opuesto al de Marc Coma, líder en la categoría de motos. El catalán estuvo brillante en la décima jornada y se aprovechó de la retahíla de infortunios que persiguieron a su máximo competidor, Cyril Despres. El francés interpretó de manera errada su roadbook (leyó 17 donde ponía 117) y posteriormente cayó en un socavón de agua y arena.

Su mala fortuna permitió que Marc Coma afianzara su liderato y que el catalán se postule como el gran favorito a ganar la prueba, en categoría de motos.

Caída sin consecuencias de Laia Sanz

En cuanto a la categoría de féminas, la piloto de Corbera de Llobregat, Laia Sanz, sufrió una caída que le provocó una contusión en el costado y algún desperfecto en el manillar de su Honda CRF 450X. «Iba detrás del polvo y no he visto una zanja. La rueda trasera ha rebotado y me ha escupido por delante de la moto. Ha sido la caída más fuerte que he tenido en el rally, pero estoy bien y no ha pasado nada grave», relató Laia, tal y como ha reflejado a través de un comunicado.

Pese al incidente, Sanz, que considera que la décima etapa de este Dakar ha sido la «más dura del Rally», acabó en la trigésimo octava posición y continúa líder en la categoría de motos femenina por delante de la campeona del año pasado, Annie Steel. La piloto catalana aventaja a la sueca en dos horas y treinta y tres minutos.

Escrito por Elena Fernandez el 13 enero, 2011 | ningún comentario
, Sin categoría

Déjanos tu comentario