Cosworth pide claridad sobre los motores para el 2013

Cosworth vuelve a la Fórmula 1

(Declaraciones – F1) La situación normativa de los propulsores sigue siendo tema de debate en el seno de la Fórmula 1. Cosworth, uno de los cuatro motoristas, pide que se aclare la normativa como también una prórroga de la entrada de los nuevos motores.

A pesar de contar con la oposición de varios equipos y motoristas, el Consejo Mundial del Motor de la FIA decidió seguir adelante sobre sus planes para los motores de 2013, para cuando éstos deberían ser de cuatro cilindros, 1.6 litros y 12.000 rpm. Pero pocos son los que están de acuerdo con esta opción, por mucho que se vuelva permitir el turbo y se apliquen los sistemas de recuperación de energía, lo que ha llevado a Jean Todt a volver a escuchar la opinión de todos, dejando la puerta abierta a una posible cancelación o restraso en su introducción.

Una situación que deja a los motoristas en cuadro, porque todavía desconocen exactamente con qué deben ponerse a trabajar. De ahí que Mark Gallagher, jefe de Cosworth, declarará a GP Week que “queremos claridad“. “Si se decide un motor de 1.6 litros, está bien, vamos a estar ahí. Si no es así, tenemos un motor V8 con el que podemos continuar trabajando. Pero en ese aspecto somos agnósticos, no tiene que ser un V8 o V12 o un cuatro cilindros en línea. Si las reglas de la F1 requiere un motor monocilíndrico de dos tiempos, allí estaremos”, afirmaba, aunque mostraba su preocupación por el ingreso de los costes.

“El presidente de la FIA [Jean Todt] ha dicho que está escuchando y tomando en cuenta todo lo que estamos diciendo”, prosigue Gallagher, que remarcaba que “sólo queremos una solución, estamos muy preocupados porque las nuevas reglas no tienen aplicadas restricciones de costes“. “De ser así los fabricantes podrían gastar una enorme cantidad de dinero y tendríamos una carrera espacial en torno al nuevo motor de la F1, pero esa nunca fue la idea. Todo el mundo acordó que esto no fuera así, pero desafortunadamente esto es justo lo que pasó“, exclama.

De ahí que Gallagher reconociera que han explicado a la FIA que “quizás lo correcto sería una prórroga“. “Creo que ninguno de los equipos, no sólo nuestros clientes, deberían gastar más dinero en tecnología de motores“, subraya antes de afirmar que no desea tener “un conflicto abierto” ni utilizar los medios de comunicación. Eso sí, avisa que “hoy estamos en la zona roja”.

Cabe recordar que, mientras Ferrari ha amenazado con dejar la Fórmula 1 si se sigue adelante con los planes para el 2013, Renault ha hecho todo lo contrario: o en dos temporadas hay cambio de motor o se marchan. Un auténtico quebradero de cabeza, al que ahora Bernie Ecclestone, también en contra de los 1.6 litros turbo parece estar dispuesto a pasar a la acción ya que según publica Auto Motor und Sport el británico está dispuesto a convocar una reunión en la que la Comisión de la F1 votaría sobre los motores y, según el resultado, se podría terminar con una demanda legal contra la FIA.

La apuesta de Whitmarsh

Mientras, el jefe de McLaren Martin Whitmarsh daba su opinión sobre el tema y se postulaba a favor de unos motores turboalimentados de 6 cilindros, considerando que podrían ser la alterantiva ideal a las propuestas presentadas. Y es que el dirigente británico defiende que con este cambio se mantendría el sonido de los propulsores, un detalle característico de la Fórmula 1 de hoy en día. “Necesitamos unos motores que produzcan un gran sonido, es algo fundamental en nuestro deporte”, explicaba Whitmarsh. “No hay razón por la cual no se pueda tener la tecnología del futuro y a la vez un gran sonido. Personalmente, creo que tenemos que buscar un compromiso. Si por mi fuese, elegiría un motor turbo V6. Creo que cada vez habrá más y más coches turboalimentados”, añadía.

“Deberíamos tener altas revoluciones”, defiende Whitmarsh. “Un motor en V se adapta bien a la estructura de un coche de F1, y tiene que producir un sonido único. El sonido de un V6 puede que sea diferente de los coches de hoy en día, pero seguiría siendo fantástico“, añade el director deportivo de McLaren, expectante ante la decisión definitiva de la Federación, que no debería demorarse mucho.

Déjanos tu comentario