El Dakar calienta motores

Jordi Juvanteny, Jordi Arcarons, Laia Sanz, Fina Román, Nani Roma y José Luis Criado, participantes del Dakar 2011

(Noticias – Rally Dakar 2011) Los pilotos Nani Roma, Laia Sanz, Jordi Arcarons y el equipo de camiones KH-7 Epsilon formado por Jordi Juvanteny, José Luis Criado y Fina Román han presentado sus respectivos equipos en una rueda de prensa en la que han contado con la presencia de Isidre Esteve. Todos ya tienen en mente el Rally Dakar, aunque eso sí, con objetivos diferentes.

Llegará al Rally Dakar después de pasarse tres días “malos”, una sensación “que no desearía ni a mis peores enemigos, si los tengo”, pero para Nani Roma “ahora empieza lo fácil”, aunque con ese adjetivo pretenda calificar a una de las pruebas más duras del planeta. El piloto de Folgueroles ha presentado su nuevo proyecto para la competición en suelo sudamericano junto con el equipo de motos de Laia Sanz y Jordi Arcarons, el Arcarons Rally Sport Tour, y el de camiones KH-7 Epsilon, formado por Jordi Juvanteny, José Luis Criado y Fina Román.

Se juntaban en una misma sala, además de las dos únicas mujeres españolas que tomarán parte del Dakar, 85 participaciones en la competición, 1 campeón (Roma, en motos en 2004), 4 segundos puestos, 3 terceros puestos y 8 victorias en camiones 6×6, si bien prefieren no pensar en el palmarés en cuanto dejen Buenos Aires en búsqueda del desierto del Atacama para luego terminar en la capital argentina. Participantes de diferentes categorías, la pasión por la prueba y un mismo patrocinador (KH-7) son elementos comunes de los tres equipos, ya que las aspiraciones son diferentes.

En el caso de Nani Roma, el catalán ha dejado claro que, para él, lo peor ya ha pasado tras “haber tenido que aprender a decidir no correr” hasta que llegó la llamada de un equipo “con condiciones interesantes” cuando el campeón de motos del Dakar 2004 pensaba “que todo se había acabado”. Se trata de un Nissan Navara del equipo Nissan Overdrive, un coche que Roma no cree que pueda competir con los Volkswagen o BMW, pero avisa que “haremos cosas interesantes” sin querer desvelar cuál es el objetivo final que se ha marcado. “Nos lo marcaremos cada día”, asegura el de Folgueroles. Ahora, antes de partir hacia Buenos Aires, viajará hasta Bélgica para realizar varios tests con un Navara similar al que llevará en suelo sudamericano.

Junto con él estaba la novata del grupo, Laia Sanz, que contará con la inestimable ayuda de Jordi Arcarons, un mochilero de lujo que ha dejado el retiro deportivo para acompañar a la multicampeona del trial (diez mundiales y nueve títulos europeos) en su debut en el Dakar. Un nuevo reto para el que el objetivo principal “es terminar y ganar experiencia”. Sanz ha estado junto con Arcarons en Marruecos con las motos de reserva participando en el raid Desert Logic que terminó el pasado domingo. “Llevo un año muy intenso de preparación con Jordi y nos hemos desplazado varias veces al desierto marroquí para trabajar muy duro la navegación, un área que no conocía hasta ahora y que será importante durante el Rally Dakar”, explica la piloto de 24 años.

Arcarons explicó que “para volver a competir tiene que haber una motivación”, y ésta no es otra que asesorar a Laia Sanz en su aventura en el Dakar, con la intención de “poder aportar toda la experiencia acumulada” a lo largo de su larga participación (16 ocasiones) en la prueba más difícil del planeta para ayudar a Sanz. El experimentado piloto asegura que “no hay un resultado fijado”, señalando “terminar la carrera de la mejor manera posible” como el objetivo final.

Por su parte, el equipo KH-7 Epsilon, que tomará de nuevo la salida con la mirada puesta en un reto: ganar en la categoría de producción. Los dos últimos años terminaron segundos en dicha categoría, y aunque tanto Jordi Juvanteny, José Luis Criado y Fina Román creen “cada vez es más difícil porque tocará competir con los 4×4”. Pero Juvanteny, al volante del camión, lanzó un aviso: “vamos a luchar por el título“. Roman, por su parte, restó importancia al hecho de participar en una categoría con “un ambiente que se le llama machista” y prefirió elogiar “a los que van en moto; yo no me atreviría jamás”.

Por último, Isidre Esteve, que en 2009 volvió al Dakar con un coche adaptado a su condición de paraplejia por el accidente sufrido en 2007, no se perderá la prueba al viajar a Sudamérica como comentarista de televisión, repitiendo el trabajo del año pasado.

Déjanos tu comentario