En Ferrari reina la indignación

Los dos Ferrari siguen al Coche de Seguridad, GP Europa 2010, Valencia

(Declaraciones – GP Europa 2010) El jefe de equipo, Stefano Domenicali, el presidente de Ferrari, Luca Cordero di Montezemolo y el vicepresidente e hijo del fundador, Piero Ferrari, mostraron su indignación con lo ocurrido en el Circuito Urbano de Valencia.

En Maranello, sede de Ferrari, será difícil que olviden lo ocurrido en el Gran Premio de Europa, donde una polémica salida del Coche de Seguridad alteró la carrera, sobre todo para los dos pilotos de la Scuderia, Fernando Alonso y Felipe Massa, que se vieron relegados a la octava y undécima posición de la carrera tras las sanciones a diez pilotos, ya que los resultados en carrera fueron distintos.

Pero la indignación es máxima en Ferrari, y así se extrae de las declaraciones de tres cabezas importantes del equipo: el hijo del fundador y actual vicepresidente de la marca italiana Piero Ferrari, el presidente de il Cavallino Luca Cordero di Montezemolo, y Stefano Domenicali, jefe de la escudería de Fórmula 1. Las declaraciones de los tres atacan a la actual normativa de la F1 y no se alejan mucho de las declaraciones de Fernando Alonso tras la carrera, en las que aseguró que la carrera estuvo “manipulada”.

Piero Ferrari aseguró sentirse “incrédulo y amargado, no solo por Ferrari, sino por el deporte en general, ya que se espera más de los profesionales. Desde hace mucho tiempo también sigo las carreras de los campeonatos de los Estados Unidos, donde la aparición del Coche de Seguridad es frecuente, y nunca he visto algo similar a lo que ha ocurrido en el Circuito de Valencia“. Después añadió que le parece “más que razonable” la existencia de dudas sobre las decisiones que tomó Dirección de Carrera “y sobre si se disputó una carrera falseada”.

Por su parte, Montezemolo aseguró que “el resultado de la carrera estuvo distorsionado. Ferrari, que demostró ser competitivo en el Gran Premio de Europa, ha pagado un precio demasiado alto por respetar el reglamente, mientras que los que no lo han hecho fueron sancionados por los comisarios de un modo inferior al daño que habían realizado“.

Además, el presidente de Ferrari recordó que “es muy grave e inacceptable que se crea un precedente tan peligroso, proyectando sombras sobre la credibilidad de la Fórmula 1. Estamos seguros de que la FIA analizará en profundidad los hechos, adoptando las decisiones necesarias y consecuentes, cosa que Ferrari garantizará”.

Por último, Stefano Domenicali reveló que lo vivido en Valencia deja al equipo “con una sensación muy amarga”. “Teníamos todo lo que se necesitaba para lograr un buen resultado y terminamos con un puñado de puntos que son menos de los que conseguimos en nuestra peor carrera, hace un mes en Turquía. Es una verdadera lástima porque este fin de semana hemos dado un paso adelante en términos de rendimiento y la primera parte de la carrera parecía prometedora”, añadió el jefe del equipo.

Domenicali considera que “los incidentes relacionados con la neutralización de la carrera dejó varias preguntas sobre la mesa respecto a cómo manejar situaciones como esta y las eventuales sanciones“. Además, lanzó un mensaje para los organizadores del campeonato: “Tenemos que asegurarnos que nuestro deporte sigue siendo creíble a los ojos de los afectos y de aquellos que la siguen, tanto desde los circuitos como desde sus televisores”.

TODOSMENOSUNO | 29 de junio de 2010 | 5:23 am

juas juas que risa me da

[Contesta a este comentario]

Uno menos todos | 29 de junio de 2010 | 7:31 am

que gracia me hace que te haga feliz la desgracia de los demás, eso te hace mala persona.
pero sabes que, que a mi me gustaría que fueras feliz, pero como sigas así, no lo vas a ser.

[Contesta a este comentario]

garet | 30 de junio de 2010 | 1:29 pm

todos menos uno vete a fumar porros la formula 1 no es lo tuyo.

[Contesta a este comentario]

Déjanos tu comentario