Gené: “Las 24 Horas de Le Mans se decidirán por detalles”

Marc Gené, con el mono de Peugeot

(24h Le Mans 2010) Este fin de semana vuelve una de las pruebas más míticas del automovilismo, las 24 horas de Le Mans, en las que el español Marc Gené parte como vigente campeón y favorito a bordo del Peugeot 908 HDi FAP.

Considerada como una de las pruebas de la Triple Corona del automovilismo junto con las 500 Millas de Indianápolis y el GP de F1 de Mónaco, las 24 Horas de Le Mans regresan este fin de semana a la actualidad del mundo del motor. Y lo hace con dos marcas que lucharán por la victoria, Peugeot y Audi, y un español dispuesto a repetir la victoria que el año pasado conquistó con la marca francesa: Marc Gené.

El piloto de Sabadell, que en marzo pasado ganó las 12 Horas de Sebring con el mismo equipo con el que luchará este fin de semana (Alex Wurz y Anthony Davidson), ha asegurado en una entrevista al diario As que afronta la cita con de una manera especial a la del año pasado: “La sensación de llevar el número uno es muy bonita y quizá especial. Pero como ya me han dicho pilotos acostumbrados a ganar en Le Mans, cada año es como el primero”, señala Gené, que hace un año afirmó que ganar en Le Mans “es más importante que un Gran Premio de Fórmula 1″.

Gené, que afirma no saber “la estrategia que vamos a seguir”, considera que “la carrera se decide siempre por detalles, ya que es casi imposible que no tengas problemas”. “Al final siempre gana el que menos para“, añade el piloto catalán, que considera que las pruebas como las de este fin de semana “cada vez son menos carreras de resistencia, parecen de Fórmula 1 no de 24 horas“. Esperemos, pues, que su experiencia como piloto de pruebas de Ferrari le ayude.

Sobre sus rivales para este fin de semana, en especial Audi, Gené asegura que todavía “falta ver qué pasa con los rivales de gasolina, porque el reglamento penaliza a los diésel. Los Audi son a priori más competitivos porque han desarrollado un coche nuevo. Serán superiores al año pasado y, probablemente, más rápidos que nosotros, pero falta por ver lo que ocurre con su fiabilidad al ser todo nuevo“.

Eso sí, tocará mirar al cielo, ya que las previsiones “dicen que la calificación será en mojado y la carrera en seco, aunque no con garantía total”, explica el piloto catalán, por lo que más teme es que el sábado “podemos salir sin haber probado el coche en seco y será un problema”, señala.

De momento se han celebrado los primeros entrenamientos, en los que Peugeot copó los cuatro primeros de la clasificación, con el equipo de Sebastien Bourdais, Pedro Lamy y Simón Pagenaud por delante con un tiempo de 3:19.711, con Bourdais al volante. El equipo de Gené finalizaron segundo con un crono de 3:20.317, con Alex Wurz pilotando el Peugeot. A siete décimas se colocó Stephane Sarrazin, también de Peugeot y cuyo equipo lo forman Frank Motangy y Minassian acabaron terceros. Por su parte, el mejor Audi se situó quinto a cuatro segundos de Bourdais y a tres del cuarto Peugeot. En otras palabras, mucho deben mejorar los pilotos de la marca alemana para situarse en una posición más avanzada en la parrilla de salida.

Déjanos tu comentario