Horner y las órdenes de equipo

Sebastian Vettel, Christian Horner y Mark Webber celebran el Mundial de Constructores de Red Bull en el podio del GP de Brasil 2010

(Declaraciones – F1) Las maniobras de los pilotos de Red Bull en Abu Dhabi serán seguidas con lupa por si hay o no órdenes de equipo durante la carrera, aunque la contradicción es algo que parece reinar en el seno de la escudería.

Fernando Alonso terminó el Gran Premio de Brasil sin poder proclamarse campeón del mundo, pero conociendo que la situación podría haber sido diferente si Mark Webber hubiera ganado en lugar de Sebastian Vettel, un resultado que habría dejado al australiano a un solo punto del asturiano en la clasificación, aunque habría dejado al alemán con apenas opciones al campeonato. Ahora la atención estará puesta en Red Bull y a posibles órdenes de equipo.

Sin duda esta es la gran duda que reina en el paddock: ¿Dará Christian Horner órdenes de equipo?. O, mejor aún, ¿frenará Vettel para dejarse adelantar por Webber y así ayudar al australiano?, ya que nadie olvida la fuerte tensión que se ha vivido este año en la escudería y que, en caso de repetir idéntico podio que el de Sao Paulo (Vettel-Webber-Alonso) sería el asturiano el campeón del mundo. Otra cosa es que, en las últimas vueltas, el alemán se viera superado por el australiano.

Al terminar la carrera de Brasil, Christian Horner, jefe de Red Bull, aseguró que sería «un pecado» dar órdenes de equipo después de estar una temporada criticando a Ferrari por ello, coincidiendo con Alonso, quien aseguró una vez bajarse del monoplaza que «Red Bull ha estado los últimos tres meses predicando la igualdad, por lo que ahora debería seguir con la misma filosofía». Pero Horner, poco después, abrió la puerta a posibles órdenes de equipo, aunque con ello contradijera a Dietrich Mateschitz, dueño de la marca de bebidas energéticas.

«Por supuesto si se encuentran en una situación en la que uno no puede ganar, tendrá que ayudar al otro«, afirmó Horner. «Me imagino que será lo que harán», añade el británico, aunque quiso lavarse las manos y evitar toda polémica en caso de ocurrir: «Será una decisión del propio piloto«. Sin duda, en el caso de que Vettel frenara en las últimas vueltas para dejar pasar a Webber y así ayudarle, en Alemania (y Austria) el mensaje sería fácil: «Vettel regala el Mundial a Webber». Un mensaje que ensalzaría al piloto alemán, poniéndolo al nivel de un héroe en Red Bull, además de ayudar a rebajar la tensión dentro del equipo de cara al próximo año.

Escrito por Borja Igual el 9 noviembre, 2010 | ningún comentario
, Sin categoría

Déjanos tu comentario