Iannone se retracta y pide perdón

Andrea Iannone ha entonado el 'mea culpa'

(Declaraciones – 125cc) El piloto italiano quiere dar marcha atrás en todo lo sucedido tras la caída en la última vuelta del GP de San Marino y pide disculpas por su comportamiento en un comunicado.

Andrea Iannone emitió un comunicado en el que pide perdón por lo sucedido en el pasado GP de San Marino y Riviera del Rimini, en el que tras caer y tirar a Pol Espargaró en la última curva cometió, según asegura, dos errores de los que se arrepentirá “toda la vida”: darle un cabezazo al catalán y asegurar que él y todos los españoles le daban “asco” una vez llegó a su box.

El piloto italiano asegura que todo fue fruto de un calentón “después de una carrera como ésa con un final como ése tan deportivamente dramático”, aunque este ‘mea culpa’ llega con un poco de retraso, en vez de darlo a conocer unas horas más tarde.

Comunicado Andrea Iannone, 07/09/2009

“Esperaba el GP de San Marino desde hacía días, incluso semanas. Soñaba con conseguir un gran resultado delante de los apasionados italianos, pero, el sueño se transofrmó en pesadilla a pocos metros de la meta. La carrera fue bonita, espectacular, siempre muy correcta, y Pol Espargaró estuvo muy bien e impuso un ritmo rápido al final.

En la última curva yo me sentía mejor que él y estaba convencido de que podría superarle. Frené fuerte, me metí por dentro, llegué al vértice y cuando estaba convencido de haberlo conseguido… se me cerró la dirección. No pude hacer nada para evitar la caída y, está claro, empujé a Pol hacia fuera, él no tenía ninguna culpa.

En ese momento se me cayó el mundo encima y cuando acabé en la arena con el español pensé sólo en la ocasión perdida. Pedí perdón a Espargaró pero él, comprensiblemente, reaccionó diciendo algunas palabras de más y rompiéndome la cúpula de la moto de un puñetazo. Como decía luego Valentino Rossi, debería haberme puesto de rodillas y pedirle perdón otra vez, pero en lugar de eso perdí la cabeza con ese gesto del que me arrepentiré toda la vida. Al volver al box había tantísimos periodistas esperándome que cometí otro error, diciendo cosas que en realidad no pensaba. Supongo que es algo que puede pasarle a cualquiera en caliente, después de una carrera como ésa con un final como ése tan deportivamente dramático.

Por la noche, reflexionando en lo que había ocurrido, me avergoncé por mi gesto contra Espargaró y por lo que dije en directo en televisión. Tengo en gran estima a Pol, es un piloto muy rápido, y en general respeto a todos los pilotos que como yo intentamos hacer lo mejor en nuestro trabajo. Pido perdón a todos, a mi equipo, a mis patrocinadores, a los aficionados al motociclismo… Estoy seguro que algo como esto no volverá a pasar nunca”.

Déjanos tu comentario