Italia: Un Gran Premio de vértigo

Italia: Un Gran Premio de vértigo

El Mundial de MotoGP sube de temperatura este fin de semana con la llegada del Gran Premio de Italia, una de las citas más esperadas del año por la gran rivalidad que existe entre italianos y españoles, las dos ‘armadas’ más fuertes del campeonato del mundo.

El circuito de Mugello, ubicado en un entorno privilegiado como la Toscana y a pocos kilómetros de Florencia, ha sido testimonio de carreras apasionantes y marca siempre la pauta para la revancha que se servirá la próxima semana en Catalunya.

Estamos frente a uno de los trazados más técnicos del calendario mundialista, caracterizado por sus cambios de pendiente, curvas rápidas, cambios de dirección y una recta larguísima de más de 1 kilómetro en la que se ha registrado el récord de velocidad máxima de todo el Mundial, con una punta de 343 kms./h. Sete Gibernau y Dani Pedrosa presentan su candidatura a la victoria en territorio enemigo, el ambiente más hostil al que se enfrentarán esta temporada por su rivalidad con Valentino Rossi y Andrea Dovizioso, respectivamente, mientras Marco Melandri sueña con celebrar ante su afición su primer triunfo en MotoGP.

Marco Melandri llega a casa más fuerte que nunca y como el piloto revelación de la temporada en la categoría reina tras un inicio de campeonato en el que ha cosechado dos podios en cuatro carreras. Sete Gibernau ha superado la carencia de resultados en las primeras citas del año para remontar el vuelo y armarse de moral con la épica remontada conseguida en Le Mans, que le llevó a subir al segundo escalón del podio.

Sete recuerda la del año pasado como una de las carreras más pletóricas de su vida. Su dominio fue absoluto durante las dos jornadas de entrenamientos, consiguiendo la pole, y el récord del circuito en carrera. Las tres décimas que le sacó Valentino Rossi en la meta las guarda como arma de motivación para volver a intentarlo. Marco Melandri ha conseguido cuatro podios en Mugello a lo largo de su carrera (2º en 125 en 1998 y 1999, 3º en 250 cc. en 2001 y victoria en 2002 en 250 cc.).

Sete Gibernau: “Italia es territorio enemigo porque mis principales rivales son italianos, pero siempre me he sentido bien en Mugello; mi equipo es italiano, tengo una buena relación con la prensa italiana y también con el público. La temporada pasada, la carrera en Mugello fue una de las mejores de la temporada; fuimos capaces de marcar la pauta en los entrenamientos de viernes y sábado y espero hacer este año también un buen trabajo. Los italianos son sumamente competitivos en su casa, pero la máxima presión será para ellos. Debemos utilizar esa presión a nuestro favor, será un fin de semana de mucha tensión, pero, al fin y al cabo, no muy diferente a los demás. Para la carrera será clave salir bien posicionado en parrilla y para eso hay que hacer unos buenos entrenamientos. Los italianos querrán marcar un ritmo fuerte desde el principio, por lo que salir en primera línea o como máximo en segunda, será importantísimo para tener opciones a la victoria”.

Marco Melandri: “Ésta es la carrera que espero correr cada temporada y este año todavía más; nunca hubiera imaginado llegar a casa segundo del Mundial de MotoGP. Será porque soy italiano y porque corro en casa, pero el ambiente en Mugello es increíble. La sensación que sientes en la pista viendo toda la ladera de la montaña repleta de gente es impresionante. Además, pienso que el circuito lo tiene todo: es rápido, técnico, con desniveles y varios puntos para adelantar. Es muy divertido pilotar en Mugello”.

Movistar Honda MotoGP
Escrito por Pablo Gonzalez Martino el 31 mayo, 2005 | ningún comentario
, Sin categoría

Déjanos tu comentario