La amenaza está en casa

Jenson Button y Rubens Barrichello, los máximos aspirantes al título

(Análisis – GP Italia 2009) Con su segunda victoria de la temporada Rubens Barrichello se ha convertido en el más serio aspirante a batallar con Jenson Button, su compañero de equipo, por el título del campeonato.

La carrera del Gran Premio de Italia de Fórmula 1 nos deparó una metafóra de lo que puede suceder en el campeonato: en las últimas vueltas de la carrera un tercer coche (Kazuki Nakajima) golpeó a un Toyota (Jarno Trulli) que, al recuperarse, vivió una lucha fraticida con su compañero de equipo, Timo Glock, en la que salió vencedor el piloto alemán, quedando fuera de pista el piloto italiano. Buscando paralelismos con el Mundial, se puede sustituir al tercer coche por un Red Bull (equipo que quiere el motor que lleva BrawnGP, mientras que se comenta que Williams no quiere más llevar motor Toyota), y a los dos Toyota por BrawnGP. Red Bull ha luchado por el título, llegando a tocar a Barrichello y desbancarlo a la cuarta posición, pero éste se ha recuperado y, ahora Button y Barrichello son los únicos aspirantes al título.

Sebastian Vettel, tercero a 26 puntos del líder, apenas gozará de oportunidades para intentar la hazaña, ya que tan sólo quedan 40 puntos en juego. Así que, el paso de la Fórmula 1 por Europa devolvió la emoción al Mundial, pero el día en que se la F1 se despedía del Viejo Continente, un equipo se queda en solitario en la lucha por el título.

Las dudas recaen ahora en BrawnGP, ¿habrá igualdad de condiciones tal y como afirmó Ross Brawn en junio? Los 14 puntos de ventaja entre Button y Barrichello le dan al británico el colchón de poder permitirse fallar en una carrera, aunque dos sextos puestos y dos nuevas victorias de Rubinho le complicarían una temporada que comenzó perfecta para él.

Jenson Button ganó en seis de las siete primeras carreras, logrando una ventaja en el Mundial importante recordando a las gestas de Michael Schumacher y Jim Clark, pero fue llegar a casa y comenzar a perder el crédito ganado y a temer el avance de Mark Webber, como ahora debería hacer con Barrichello: en tres carreras le ha recortado 12 puntos. Quedan cuatro carreras, ahora hay 14 puntos de diferencia entre ambos, ¿podrá?

Pese a acompañar en tres ocasiones a su compañero en el podio, Rubens Barrichello no tuvo un buen inicio del Mundial. Las sospechas de vivir la misma situación de escudero que en Ferrari con Schumacher (donde también estaba Ross Brawn)aparecieron tras el GP de España y en Mónaco aumentaron. Sin embargo, con la victoria en Valencia y ahora en Italia, el brasileño llega a la recta final de temporada con la oportunidad de su vida: luchar por el título. Además, llega mejor que su compañero, que ni subía al podio ni gana desde Estambul y con un debate alrededor suyo de si podrá aguantar la presión del título, mientras que Rubinho no tiene nada que perder.

¿O quizás sí? ¿Ross Brawn permitirá una lucha fraticida como la de los Toyota en Monza o meterá mano y el título se decidirá en los despachos de Brackley? ¿Permitirá de nuevo Rubens Barrichello ser el segundón y no pondrá en peligro el título de Jenson Button? Sebastian Vettel está lo suficientemente lejos (y sin motores para estrenar) en la clasificación como para ser una alternativa a la victoria de BrawnGP, así que ahora los ojos de la F1 se fijarán en todos los movimientos que realicen los mecánicos de la escudería británica, se analizarán las estrategias que sigan los pilotos en carrera, se tendrán en cuenta todos los datos para ver si el título se gana en los circuitos o fuera de ellos.

Keiffer | 22 de noviembre de 2011 | 7:33 am

Now I’m like, well duh! Truly thknaful for your help.

[Contesta a este comentario]

Déjanos tu comentario