La apuesta de Mateschitz

Jaime Alguersuari, próximo debutante de la F1

(Noticias – F1) Dietrich Mateschitz, dueño de dos de los diez equipos actuales de la parrilla de Fórmula 1, ha sido uno de los hombres claves para ver este fin de semana del undécimo piloto español en la F1, el catalán Jaime Alguersuari.

Jaime Alguersuari entrará en la historia de la Fórmula 1 este fin de semana, cuando debute en la categoría reina del automovilismo y lo haga como el piloto más joven en realizarlo. Y, aunque la decisión según explicara Franz Tost, jefe de equipo de Toro Rosso, era “por considerar que [Alguersuari] es el más maduro de todos los pilotos actualmente en el programa”, el papel de Dietrich Mateschitz fue fundamental en el proceso, aunque la elección del joven piloto catalán no fue directa del multimillonario austríaco.

Dietrich Mateschitz no es un hombre cualquiera. Austríaco, de 65 años, es uno de los multimillonarios relacionados con la Fórmula 1. En 2005 dió el salto a la categoría reina del automovilismo al comprar el equipo Jaguar, el actual Red Bull Racing, y a finales de dicho año y junto el ex piloto Gerhard Berger, compró el equipo italiano Minardi para crear el segundo equipo, la Scuderia Toro Rosso. En un principio, la idea que tenía Mateschitz, era vender la escudería de Faenza, pero al no poder hacerlo y quedarse con la propiedad absoluta del equipo, el austríaco tomó una decisión: fomentar al máximo el uso de Toro Rosso como un paso más para la formación de los pilotos. Y un piloto de 30 años como Bourdais no hace sino que ocupar ese espacio reservado para los jóvenes.

Más allá de ello, los resultados deportivos ayudaron a tomar la decisión. Pese a tener un buen inicio de temporada (1 punto en Australia), Mateschitz sentenció a Bourdais tras el GP de Mónaco. Fue entonces cuando dio la orden de que se buscara en el Red Bull Junior Team, el programa para jóvenes pilotos, a una joven promesa que siguiera los pasos de Sebastian Vettel y Sebastien Buemi.

La elección de Jaime Alguersuari no fue personal, sino que, tal y como publica Sport, la cúpula de Red Bull se reunió para tomar una decisión. Y, de entre los nueve pilotos disponibles, el jefe de equipo de Toro Rosso Franz Tost, el de Red Bull Christian Horner y el dr. Helmut Marko, director del programa de formación, unánimamente eligieron al piloto barcelonés de 19 años.

Entonces fue cuando comenzó la maquinaria: tras el GP de Gran Bretaña se anunció que sería el piloto reserva en Alemania en detrimiento de Brendon Hartley. Poco después saltaría la noticia que avanzó en exclusiva Motor21: Jaime, a hacer historia en la F1.

Déjanos tu comentario