La historia del regreso más esperado

Michael Schumacher, junto un prototipo del monoplaza de Mercedes GP

(Vuelve Schumacher) Sin duda, la temporada 2010 se presenta más que emocionante, no sólo con la entrada de nuevos equipos y el fichaje de Alonso por Ferrari, sino por el regreso de Michael Schumacher a la Fórmula 1.

Michael Schumacher. Diecisiete letras que constituyen gran parte de lo que hoy es la Fórmula 1 y sin las cuales la categoría reina del automivilismo se queda sin lo que es hoy en día. Vuelve el Káiser, el piloto con más títulos en su palmarés, con más victorias, poles, vueltas rápidas,… Con los 41 años a la vuelta de la esquina (el próximo 3 de enero), el piloto alemán regresa a la competición tres años después de haberse retirado y cinco meses después de su fallido regreso para sustituir a Felipe Massa.

La vuelta a la competición del heptacampeón, confirmado por la escudería después de que medio mundo se hiciera eco de la firma del contrato no es más que el punto y final a un culebrón que llevaba semanas siendo el centro de atención, cuando el rumor apareció en todos los diarios después de una reunión secreta entre Schumi, Ross Brawn y Dieter Zetsche, director ejecutivo de Daimler, en Yas Marina durante el pasado GP de Abu Dhabi. Entonces comenzó un espiral de noticias que han desembocado en, seguramente, el regreso más esperado en el mundo del deporte, similar al que en su día provocó Michael Jordan cuando volvió a la NBA.

Hasta entonces las posibilidades de que el Káiser regresara pasaban por la aprobación del proyecto de Ferrari de contar con tres monoplazas por equipo, idea que a pocos equipos gustaba y que ni Bernie Ecclestone ni la FIA estaban de acuerdo. Pese a ello, en Maranello insistían en ver a Schumacher en las pistas en 2010, y no se equivocaron en ello, aunque sí en el mono con el que correría.

Cuando la opción Mercedes cogió fuerza, en Ferrari tuvieron un detalle hacia el piloto que devolvió a la Scuderia a lo más alto tras años en el extrarradio del paddock con seis títulos mundiales de constructores y otros cinco de pilotos. Los de Maranello le abrieron la puerta a su fichaje por las flechas plateadas, mientras que la FIA hacia lo mismo con la Superlicencia, ya que el alemán no dispone de ella tras tres temporadas fuera de la competición.

Mientras pilotos y ex pilotos como Jenson Button, Mika Hakkinen y Jacques Villeneuve, Nigel Mansell o su nuevo compañero de equipo, Nico Rosberg, daban su punto de vista sobre el posible regreso del piloto, el médico personal del alemán de 40 años daba el visto bueno a su vuelta a la competición. Entonces, sólo faltaba la firma del acuerdo y el anuncio por parte de ambas partes, que por fin llegó. Ahora, a los aficionados al mundo del motor se les presenta una de las mejores temporadas de los últimos años. Vuelve el duelo Alonso-Schumacher, esta vez con el asturiano en Ferrari, pero también se deben añadir nuevos peones dispuestos a dar guerra al heptacampeón: Lewis Hamilton, Sebastian Baby Schumi Vettel, el propio Nico Rosberg y el flamante campeón, Jenson Button. Sólo falta Kimi Raikkonen para completar un repóker de campeones del mundo.

Escrito por Borja Igual el 23 diciembre, 2009 | ningún comentario
, Sin categoría

Déjanos tu comentario