La magia de Monza para despedir Europa

Aficionados invaden la pista al acabarse el GP Italia 2010

(Previa – GP Italia 2011) El mito, la velocidad, la historia y la fuerza de los ‘tifosi’ se unen este fin de semana para despedir a la Fórmula 1 antes de su último viaje por Asia y América del sur.

Después de cinco meses por Europa, la Fórmula 1 se desplazará de cara al último tramo de la temporada en un viaje por Asia que acabará en Brasil. Pero antes, la historia, el mito, la tradición se darán cita este fin de semana en el Circuito de Monza, al que millares de italianos -y de personas de todo el mundo… ¡es Monza!- se desplazan para la celebración de la que se podría llamar la gran fiesta de la velocidad.

Decir sencillamente Monza es suficiente para que lleguen a la cabeza imágenes únicas de una carrera especial, un circuito único en el calendario -y con una sóla ausencia desde que se creó el Mundial de F1- al que prácticamente es una obligación viajar aunque sea una sóla vez en la vida si uno se precia de ser aficionado de los de verdad. El anillo de velocidad peraltado, fuera del trazado que utilizan los monoplazas desde hace décadas, es uno de los más famosos de la historia de la competición, y en el que es complicado mantenerse de pie en la zona más inclinada.

Ubicado en el Parco Reale, al acercarse al circuito -sea en fin de semana de carrera o no- uno ya ‘huele’ a historia, a una pasión por las carreras que los tifosi nunca intentan esconder. Y menos si al final ven a un coche rosso ser el primero en cruzar la línea de meta bajo la bandera a cuadros: la fiesta es completa mientras invaden la pista para colocarse bajo el podio antes de pasarse por el pitlane mientras los mecánicos comienzan a empaquetar las cosas.

Monza, un circuito sinónimo de la velocidad gracias a sus largas rectas y sus cortas curvas. Los pilotos pisan y pisan el pedal del acelerador a fondo y requieren un monoplaza con un paquete aerodinámico especial para afrontar la carrera con garantías. Un alerón delantero y trasero nuevo y único para Monza que este año contará con dos zonas independientes para el DRS, por lo que la velocidad aún será mayor que en los últimos años.

Una pista mágica en la que un jovencísimo Sebastian Vettel se impuso con un Toro Rosso en 2008, precisamente en el mismo trazado en el que su equipo de hoy, Red Bull, nunca ha conseguido la pole, ni la victoria, ni la vuelta rápida ni subir al podio. La asignatura pendiente de la escudería de Milton Keynes que, seguramente, está ante su mejor oportunidad para romper con este maleficio.

Y es que el dominio arrollador que Sebastian Vettel ha imprimido esta temporada invita a creer que las posibilidades del RB7 en Monza son superiores a otros años, si bien el piloto alemán no necesita un gran resultado en Italia para no ver peligrar sus opciones al título. No en vano, el de Heppenheim podría permitirse una mala carrera -en todo el año- este fin de semana y aún nadie dudaría de que sólo Vettel puede impedirse a sí mismo ganar el Mundial, ya que lo normal es que revalide la corona.

Mientras, en Ferrari aspiran a ofrecer una alegría a su público, fiel como siempre en Monza, y repetir el triunfo de hace un año. Una victoria redonda de Fernando Alonso, con pole y vuelta rápida incluidas, a la que se sumaba el tercer puesto de Felipe Massa en un fin de semana esplendoroso para la afición italiana, que se levantó para celebrar cómo Alonso mantenía el primer puesto al salir de boxes y llegar a la Variante del Rettifilio por delante de Jenson Button. Sin duda, en Maranello buscarán sacar el conejo de la chistera para contentar a su público.

McLaren, por su parte, espera que la doble zona del DRS les beneficie a ellos más que a nadie, tanto por el sistema del alerón trasero que tienen sumado a la potencia del motor Mercedes, que a la vez podría también propiciar que la escudería de la estrella ofreciera una gran carrera. Quién sabe si Michael Schumacher consigue firmar un gran resultado allá donde, en 2006, anunció su retirada.

Para esta fin de semana, en el que Pirelli llevará neumáticos medios y blandos como en Valencia, Nürburgring y Spa, no se esperan lluvias para todo el fin de semana, con temperaturas entre los 18ºC de mínima y los 27ºC de máxima, los tres días. Para el domingo es quizás el día con mayores probabilidades de precipitaciones, si bien ésta se calcula en un 20%. En otras palabras, posibilidades de temperaturas altas, una situación que no perjudica a Ferrari como sí ocurre cuando las temperaturas son bajas.

Más información

Así es el Circuito de Monza
La historia del Gran Premio de Italia, palmarés y récords
Los horarios del fin de semana

Como siempre, Motor21 os informará de todo lo que ocurra el fin de semana. No os perdáis el directo, que arrancará mañana viernes 9 de septiembre a las 09:30h, media hora antes del arranque de la primera sesión de entrenamientos libres del Gran Premio de Italia.

Todo sobre el GP Italia 2011

Déjanos tu comentario