La magia de Ross Brawn

BrawnGP, campeón de constructores y de pilotos

(Mundial F1 2009) La escudería de Brackley rubricó una temporada perfecta, convirtiéndose en el primer equipo que gana el Mundial de Constructores en su debut.

Nadie confiaba en él. Ninguno de los nueve equipos restantes pensaba que el BGP001, primera obra maestra de Ross Brawn en su equipo, sería el coche dominador absoluto de la temporada 2009. Los tests de pretemporada celebrados en el Circuit de Catalunya dos semanas antes del inicio del campeonato, en el que Jenson Button y Rubens Barrichello fueron los dominadores, fueron tomados como una estrategia comercial, en búsqueda de patrocinadores. Sin embargo, fue un aviso para la temporada, en el que BrawnGP ha hecho historia: el primer equipo que gana el Mundial de Constructores en su año del debut.

La marcha de Honda de la F1 fue el inicio de un período lleno de quebraderos de cabeza que terminó con la venta del equipo a Ross Brawn por apenas 1.10€. Un precio que, siete meses más tarde, se ha convertido en un título mundial.

Los dos coches de BrawnGP han sido los mejores desde el GP de Australia, en el que consiguieron el primer doblete de la temporada, algo que se repetió tres veces más: en el GP de España, el GP de Mónaco y el GP de Italia. Salvo en Monza, con Jenson Button al frente. Pero no sólo de dobletes ha vivido el BGP001, ya que ha cosechado ocho victorias, cuatro segundos puestos y dos terceros puestos. Además, sólo ha vivido dos abandonos: Barrichello en Turquía (rotura de motor) y Button en Bélgica (accidente en la salida).

Sin embargo, el título no debe engañar a nadie. La victoria es, sin duda, del doble difusor trasero. Ross Brawn interpretó como nadie el reglamento y, como Williams y Toyota, se equiparó con dicha pieza, que a la postre fue decisiva en el inicio de la temporada con ocho carreras en el podio (seis victorias y un tercer puesto de Button, tres segundos puestos y un tercero de Barrichello). Sin embargo, cuando el resto de equipos tuvo su doble difusor a punto, el equipo de Brawn empezó a bajar de rendimiento, logrando sólo dos victorias (de Rubinho, Valencia y Monza) y un segundo puesto (Button, Monza) en la segunda parte de la temporada.

Sin embargo, el colchón conseguido hasta el GP de Gran Bretaña les ha permitido poder conseguir el título en Brasil, aunque podría haber llegado una semana antes, en Suzuka, donde no fue campeón por tan sólo medio punto.

Déjanos tu comentario