La situación en Bahréin no mejora

Circuito de Bahrein

(Noticias – F1) La situación en el país del Golfo Pérsico no mejora, lo que complica la disputa de los entrenos de Fórmula 1 y el Gran Premio. De momento, se ha suspendido la cita de las GP2 Asian Series, prevista para este fin de semana.

Faltan dos semanas para la celebración de la última semana de entrenos de Fórmula 1 en el Circuito de Sakhir (Bahréin) y tres semanas para el inicio del Mundial 2011, . De hecho, una cita que tenía lugar mucho antes que el aterrizaje de la F1 en el país, la prueba de las GP2 Asian Series, ha sido cancelada hoy jueves.

Las informaciones de última hora hablan de cuatro fallecidos y más de cien heridos cuando la Policía y el Ejército de Bahréin cargaron contra varios miles de manifestantes que pedían en el centro de Manama, capital del país, reformas políticas y mejoras económicas. Siguiendo el camino que inició la población de Egipto, la mayoría de manifestaciones tienen lugar en la plaza Lulu. Precisamente, «a 200 metros de la zona de manifestaciones» es donde se encuentra el hotel del piloto español de Racing Engineering Dani Clos, que iba a tomar partida en la prueba de las GP2 Asian Series, tal y como ha explicado el catalán en su cuenta de Twitter.

Los pilotos y equipos se encuentran ahora en el Circuito de Sakhir a la espera de más noticias, si bien todos están buscando aviones para dejar el país esta misma noche. «Ahora mismo estamos aquí para correr, y si se puede lo haremos, pero veremos como van evolucionando las cosas, porque si no, lo que más nos interesa es salir del país. Imágínate que pasa algo y no podemos salir«, explicó Clos sobre la gran preocupación que hay en el paddock de la GP2 Asian Series.

En el trazado, a 30 kilómetros de Manama, «no tenemos presencia militar, solo gente de la organización de la carrera y estamos relativamente tranquilos«, ha explicado Clos en declaraciones al diario Marca. «Nos dicen que con nosotros no va nada, que es un tema interno, así que lo vamos llevando«, añade el de Barcelona.

Sin embargo, en el horizonte está la Fórmula 1. Con estas noticias, las perspectivas para ver el estreno del Mundial en Bahréin, como también la celebración de los entrenos, se postula como más que difícil. La carrera de las GP2 Asian Series, cancelada a petición de la Federación de Automovilismo de Bahréin, es una señal de que la F1, con mayor cobertura mediática, podría ser el objetivo fácil de los manifestantes. Pero no para causar daño alguno en pilotos, equipos o coches, sino para lograr una audiencia global y directa.

Otro dato a tener en cuenta, aunque previsible, es la limitación en el acceso a internet, lo que impide el trabajo de los periodistas, tanto los que ya se encuentran en el país informando de los sucedido como de los cerca de las 400 personas que se desplazan en cada Gran Premio.

Déjanos tu comentario