Las excusas del conductor sancionado con 720.000 euros

El Mercedes SLS AMG multado en Suiza por circular a 290 km/h

(Novedades – Coches) Ya conocemos más datos sobre el conductor sueco que la semana pasada interceptado a 290 km/h en Suiza y multado con 720.000 euros tras romper todos los registros en las autopistas helvéticas, tal y como declaró entonces la policía del país centroeuropeo. El infractor ha dado su explicación a porqué iba a tanta velocidad, un motivo que quizás más de uno ha utilizado en situación similar (pero a menor velocidad, imaginamos).

Y el motivo no es otro que el velocímetro, que según el conductor estaba defectuoso. Una excusa del todo lógica, habida cuenta que en ocasiones podemos estar circulando a una velocidad superior a la permitida en la vía pero sin darnos cuenta de ello. Aunque doblar (y un poco más) los 120 km/h permitidos es otra historia…

La polícia suiza ha declarado que, el velocímetro será revisado, para así aclarar si son ciertas o no las excusas del infractor, por muy complicado que resulte de creer el no tener la sensación de doblar la velocidad permitida. Cabe recordar que el incidente, al volante del Mercedes SLS AMG, tuvo lugar al mediodía en la autopista que une las ciudades de Berna y Lausanne; imaginamos que entonces no debería haber nadie en la carretera, porque sino es más complicado no darse cuenta de la velocidad a la que iba.

Por otro lado, y para más inri, pasó varios radares fijos sin que estos pudieran registrar la velocidad, ya que llevaba varios kilómetros a ese ritmo. Tuvo que ser un aparato más sofisticado, que sí pudo interceptar los 290 km/h a los que iba el conductor. Tras el alto de la polícia, el infractor necesitó medio kilómetro para detenerse.

Escrito por Borja Igual el 16 agosto, 2010 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , , Coches

Déjanos tu comentario