Loeb no se mueve: dos años más en Citroën

Sebastien Loeb, Mundial 2011

(Noticias – WRC) El siete veces campeón del mundo no cambiará ni de competición ni de equipo, seguirá en la casa francesa tras anunciar su renovación por dos años más.

El piloto francés Sebastien Loeb anunció ayer miércoles tras finalizar los reconocimientos del Rally de Alemania su renovación por dos temporadas con Citroën, poniendo de esta forma el punto final a un culebrón en el que había salido desde un año sin competir en Volkswagen hasta otros campeonatos como el Mundial de Turismos, el DTM y Le Mans.

Loeb, heptacampeón, no cambiará su rutina, la misma que lleva desde 2001 cuando debutó en San Remo y con el que ha sumado siete títulos y 66 victorias. «Con la llegada de otros constructores al campeonato la competición se va intensificar en las próximas temporadas», explicaba Loeb en declaraciones facilitadas por la escudería francesa. «Además con el cambio de reglamento sobre el orden de salida para 2012 todos lucharemos en igualdad de condiciones. Para afrontar estas nuevas temporadas he depositado mi confianza en Citroën, equipo que conozco a la perfección, y al DS3 WRC, el coche que he puesto a punto con Citroën Racing«, añadía Loeb.

El galo, de 36 años, sabía que era la mejor opción si quería seguir en el WRC, a pesar de las desavenencias con los también franceses Olivier Quesnel, director deportivo del equipo, y Sebastien Ogier, compañero de equipo. «Sébastien Loeb es un formidable embajador para la marca». esgrimía Frédéric Banzet, director general de la marca. «Su imagen y la nuestra están fuertemente unidas. Representa la audacia, la deportividad, el espíritu de competición, valores que nosotros defendemos. Estamos orgullosos de su fidelidad a Citroën y de que siga su carrera con el equipo con el que sigue desde sus inicios», añadía.

Y es que las opciones de Loeb no eran pocas. Se rumoreaba que podría fichar por Volkswagen, con la idea de desarrollar el coche en 2012 y luchar por el título al año siguiente. Mientras, el próximo año, el galo tendría la oportunidad de poder participar en Le Mans con Audi o Porsche, dos marcas del grupo Volkswagen. O incluso se especuló con la posibilidad de que diera el salto al Mundial de Turismos después de que le pillaran realizando un test privado con el Chevrolet Cruze oficial de su amigo Yvan Müller en Rockingham, o al DTM de la mano de BMW.

Pero, Citroën es Citroën, y Loeb habrá pensado que, con 36 años, la mejor opción era seguir en la casa francesa. De aquí dos años todavía estará en disposición de correr en Le Mans o el DTM si siente atracción por ello.

No quería ser como Michael Schumacher

Lo que sí tenía claro Sebastien Loeb era que no iba a seguir el camino de Michael Schumacher, heptacampeón de la Fórmula 1. Y es que la última vía del piloto francés era la retirada. Un adiós que, como aseguró el alsaciano, sería «para siempre», no como hizo el piloto alemán de F1, que en 2006 anunció su retirada para volver a los circuitos tres años después, con resultados bastante alejados de los que estaba acostumbrado antes.

Loeb tenía claro qué camino no seguir: «No quiero que me ocurra como a Schumacher. Quiero evitar retirarme de los rallys para regresar unos años después como le ha sucedido a él«, afirmaba, aunque dejaba claro -un día antes de anunciar su renovación- que «en mi corazón, todavía quiero correr y sigo siendo competitivo, como demuestra que estoy peleando por el título». Las carreras de resistencia ya llegarán cuando deje los rallies.

Escrito por Borja Igual el 18 agosto, 2011 | ningún comentario
, Sin categoría

Déjanos tu comentario