Los héroes de Estoril

Mecánicos de Marc Márquez reparando su moto, Gran Premio de Portugal 2010

(Noticias – 125cc) Márquez no tuvo un domingo cualquiera en el Gran Premio de Portugal. Aunque luego terminaría ganando una carrera que le acerca al título, el de Cervera vivió una de sus peores experiencias sobre la moto al caerse en la vuelta de formación.

Son los detalles los que distinguen a los buenos, de los mejores. Fracciones de segundo, las que separan derrotas de victorias. La entrega, la pasión y la solidaridad son los ingredientes que convierten los fracasos en proezas. Y cuando el pasado domingo Marc Márquez se caía camino de la parrilla de salida, su trabajo y aspiraciones al título mundial se desplomaron en un instante como un castillo de naipes. Sin embargo, en unos minutos frenéticos enfrente del box del piloto Repsol, un grupo de mecánicos obró la gesta de reconstruir su moto y devolverlo a la línea de salida para defender su liderato.

Entre la confusión propia de una carrera interrumpida por la lluvia, los nervios inherentes a la salida en una prueba del Mundial de Motociclismo y la tensión de un título en juego, la imagen de Marc Márquez agarrado al manillar de su moto azul y naranja, revolcándose por la tierra de Estoril instantes antes del inicio de la prueba, dejó atónitos a todos cuantos presenciaban la escena por televisión. Con el carenado a rastras, el escape de su moto destrozado y las pulsaciones desbocadas, Márquez retomó el camino de boxes para reparar lo que fuera posible y poder tomar la salida, para así luchar por unos puntos vitales en el campeonato.

En ese momento, todo el equipo del piloto Repsol, los mecánicos de su compañero de equipo, e incluso varios mecánicos de otros participantes se echaron sobre la pequeña moto de Márquez, mientras él, junto a Emilio Alzamora, trataba de serenarse en el interior del box. Aki Ajo -propietario, director del equipo y jefe de mecánicos-, Patrick -telémetrico de Márquez-, Purkke y Tomás -mecánicos del catalán-, Guille -mecánico en prácticas-, Stephan, Paolo y Guille -telemétrico y mecánicos de Sandro Cortese-, y otros tres mecánicos del equipo de Alex Debón, e incluso uno del equipo de Antonio Banderas, se echaron sobre los pedazos rotos de la Derbi RSA que tantas satisfacciones les ha dado esta temporada, reparando manetas de embrague y freno, carenado, colín y escape en menos de tres minutos que se hicieron eternos.

Finalmente la moto con el ’93’ en su frontal quedó reconstruida por las hábiles manos del equipo Ajo Motorsport, y Márquez se pudo dirigir a la salida del pit lane para unirse in extremis al pelotón del Mundial, que emprendía la vuelta de calentamiento. La pasión y el cariño por este chico de Cervera (Lleida) que apenas tiene 17 años se habían confabulado para darle una segunda oportunidad. La unión de una familia que empezó a forjarse a principios de año en Finlandia, cuando el piloto Repsol viajó a la sede del equipo para conocer a sus nuevos compañeros de este largo viaje, pilotar sobre motos de hielo, y sobre todo, compartir divertidos momentos junto a Aki Ajo y el resto de su equipo, fraguó una complicidad y una confianza que han permitido al piloto crecer, carrera a carrera, a pasos agigantados. Dos finlandeses, un alemán y dos españoles han formado el reducido equipo sobre el que Marc Márquez se ha sustentado a lo largo de la que está siendo una intensa temporada.

En la reanudación en Estoril Márquez salió decimoséptimo, pero en la primera curva ya era cuarto antes de iniciar una remontada que terminaría con un vital triunfo que este fin de semana le podría dar el Mundial.

Consulta la clasificación y el calendario del Mundial de Motociclismo:

Escrito por Borja Igual el 3 noviembre, 2010 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , , , Motociclismo

Déjanos tu comentario