Más emoción imposible: Sevilla en la ‘pole’, Liverpool 14º y Atlético de Madrid 17º

Pole para el Sevilla de Bourdais

(SF España 2009 – Calificación) No se podía pedir más emoción a la última prueba de la temporada de la Superleague Formula. La pole fue para el francés Sebastien Bourdais, al volante del coche del Sevilla, mientras que los contendientes por el título partirán en el centro del pelotón, con Adrián Vallés en la decimocuarta posición y Craig Dolby en la décima. María De Villota, única mujer participante en la Superleague Fórmula saldrá desde el puesto 17, con el coche del Atlético de Madrid.

Al contrario de lo que se podía esperar, los pilotos que no tienen opciones por el título fueron los que acapararon las primeras posiciones en la parrilla de salida, con el ex piloto de F1, Sebastien Bourdais saliendo desde la primera posición tras vencer en la final al coche del Anderlecht, pilotado por Yelmer Buurman. Precisamente fue este piloto el que arruinó la vuelta rápida del levantino Adrián Vallés en la calificación, al estorbarle en la zona de las eses de Le Mans cuando el de Teulada estaba con sus ruedas nuevas.

El argentino Esteban Guerrieri,(Olympiacos) que aún tiene posibilidades matemáticas de alzarse con el título, ya que cuenta con 259 puntos, frente a los 350 de Vallés o los 301 de Dolby, se colocó en la tercera posición de la parrilla de salida, por delante del brasileño Pizzonia (Corinthians).

Para Vallés, que se está jugando el título con Dolby fue una calificación muy frustrante. “Por la mañana fui el primero en parar para no utilizar más neumáticos, ya que estaba con unos tiempos bastante buenos, y no necesitaba apurar más, y prefería guardar neumáticos para la carrera”, comentaba Vallés tras la calificación.

Adrián finalmente saldrá decimocuarto, en medio del pelotón, una situación muy arriesgada, sobre todo cuando se está jugando el título. “Estaba haciendo mi mejor vuelta, con ruedas nuevas, que prácticamente tienen solo una vuelta con el rendimiento óptimo y el coche del Anderlecht, a pesar de que desde el final de recta le estaban sacando banderas azules, se puso en medio de la pista y arruinó mi vuelta y mis posibilidades de pasar el corte con los ocho mejores tiempos. Me dio mucha rabia, porque esta carrera es importante y en un circuito en el que adelantar va a ser tarea casi imposible, era importante salir delante. El único consuelo es que mi máximo rival en la lucha por el título, el Tottenham, sale décimo, porque si hubiera pasado a las finales, podía haberme complicado las cosas, y todo por una maniobra poco leal, por calificarla de forma suave”, comentaba Vallés, cuya táctica para la carrera es clara.

“Saliendo ahí en medio lo único que hay que hacer es no meterse en líos y tratar de salir airoso de la primera curva, que seguro hay lío. En Le Mans también puede pasar algo, por lo que no voy a obsesionarme con ascender posiciones a lo loco. Hay que pilotar con al sumadora en la mano, y más sabiendo que después hay otra carrera en la que se invierte la parrilla. Así que mucha cautela, ya que el coche va bien, y yo me encuentro bien en este circuito, aunque desde 2004 no corría aquí, cuando lo hice con las World Series”, comentaba Vallés.

María De Villota por su parte estaba contenta de haber encontrado solución a los problemas de neumáticos que le afectaron mucho por la mañana. “Ha sido un día de locos”, comentaba María, que saldrá 17 en la parrilla. “Por la mañana estaba muy lejos de mis rivales, y no entendíamos la razón. El coche tenía un comportamiento extraño, y comenzamos a cambiar cosas sin mejorar. Finalmente optamos por volver atrás en los reglajes y utilizar ruedas nuevas, y el cambio fue sustancial. Mejoré cinco segundos en la primera vuelta, y eso me y tranquilizó mucho, y al equipo también. Los neumáticos que estábamos utilizando al principio eran los de Monza y creo que tuvieron algún problema de almacenaje o alguna cosa parecida, ya que habían perdido todas sus propiedades y eso me hizo perder las sesiones libres”, decía María, para quien la calificación fue más un entrenamiento libre que otra cosa. “Tuve que aprovechar la calificación con ruedas nuevas para mejorar el coche, y finalmente logré hacer un tiempo medianamente bueno””, comentaba la piloto española.

Físicamente este circuito es muy exigente con un coche de esta potencia (750cv), en una pista bastante estrecha y bacheada, como comenta María. “La pista bacheada, estrecha y un coche tan grande hace que al principio te sientas que vas en un coche que no cabe por la pista. Mentalmente hay que cambiar muchas cosas, y hacer que el coche entré en las curvas bien, cambiando un poco el estilo de pilotaje, una vez que te acostumbras todo va bien, pero tiene su tiempo de adaptación. Físicamente será duro, porque hacer los 44 minutos al máximo en una pista en la que no hay relajación posible, y en la que a final de recta se está a 290km/h, y muchos baches, será complicado”, comentaba María.

Sebastien Bourdais, con el coche del Sevilla, estaba muy contento de salir desde la ‘pole’. “Es una pista complicada y muy técnica, y que con este coche se hace aun más difícil. Adelantar será difícil, por lo que salir desde la ‘pole’ es una garantía. Espero arrancar bien, y estar al abrigo de posibles encontronazos que se pueden producir en la primera vuelta, ya que hay varios sitios propicios para ello. Espero poder ganar ya que estamos en España y corro con el Sevilla. Sería una buena forma de terminar la temporada hacer un gran papel en las dos carreras, y sobre todo también ganar la final”, comentaba el piloto galo.

Consulta la clasificación y el calendario de la competición:

Déjanos tu comentario