MINI Clubvan Concept

Según MINI, un estilo inconfundible puede ser sorprendentemente práctico y la funcionalidad puede ser asombrosamente atractiva. El MINI Clubvan Concept suma cualidades aparentemente opuestas, abriendo el camino hacia un concepto automovilístico innovador, hasta ahora sin parangón en el segmento de los coches pequeños de carácter premium. El concept-car, desarrollado sobre la base del MINI Clubman y que se estrena mundialmente en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2012, combina las cualidades dinámicas típicas de MINI con mayor capacidad de transporte. De este modo, las sensaciones de estar al volante de un MINI se trasladan a otros ámbitos, por lo que la imagen de la marca puede resultar atractiva para grupos de clientes profesionales.

El concept-car se diferencia del MINI Clubman especialmente por su volumen de carga cerrado detrás de los dos asientos delanteros y por las ventanas laterales posteriores selladas y, por lo tanto, no traslúcidas. Un automóvil como el MINI Clubvan Concept tiene perfecta cabida en el parque de automóviles de un diseñador de alta costura, del propietario de una galería de arte o de proveedores de catering para eventos especiales, así como también es el coche que ofrece la versatilidad que busca, por ejemplo, un fotógrafo profesional que en sus días de trabajo debe transportar sus cámaras, trípodes, equipos de iluminación y similares, y que en sus ratos de ocio utiliza su coche para transportar equipos de deporte de grandes dimensiones.

 

Todo ello es posible gracias a la versatilidad de MINI, firmemente arraigada en la tradición de la marca, ya que en el año 1960, apenas un año después del lanzamiento del classic MINI, la marca reaccionó y atendió la demanda de un modelo con mayor capacidad de carga. El Morris Mini Van tenía una distancia entre ejes diez centímetros mayor, un comportamiento de carga cerrado y una puerta posterior de dos alas, cumpliendo de manera óptima los requisitos para el uso del coche con fines profesionales. Además, ese modelo fue la base para el Morris Mini-Traveller, una versión de cuatro asientos con superficies acristaladas en todas las ventanas, que es el antecesor del actual y exitoso MINI Clubman. Más de cincuenta años después, se repite la historia con el MINI Clubvan Concept, aunque alterando la secuencia original de presentación de modelos.

Dos asientos, cinco puertas, múltiples posibilidades de utilización.

Dado que el MINI Clubvan Concept tiene tan solo dos asientos, ofrece un amplio espacio aprovechable y, además, amplía las posibilidades para la personalización del coche. El compartimiento de carga empieza en la rejilla de separación que se encuentra justo detrás de los dos asientos y llega hasta la puerta posterior de dos alas. La superficie de su piso es completamente plana y se prolonga a lo largo de todo el interior. En estas condiciones, el volumen aprovechable para tareas de transporte es superior al espacio máximo que ofrece el MINI Clubman.

Las cuatro argollas sujetas al piso permiten fijar objetos diversos con correas ajustables para evitar que se muevan. La rejilla de separación, fijamente anclada a la carrocería, evita que los objetos transportados puedan invadir el espacio que ocupan las personas en el habitáculo si el conductor se ve obligado a frenar con fuerza. La parte inferior del elemento de separación es de aluminio macizo, mientras que la parte superior es una rejilla alveolar de acero inoxidable. Las partes laterales y el piso del compartimiento de carga están recubiertos de material textil de alta calidad de color antracita.

El MINI Clubvan Concept es el primer coche del mundo de carácter premium en el segmento de las furgonetas pequeñas.

Fuente: BMW Group

Escrito por Oriol Rey el 22 febrero, 2012 | ningún comentario
Etiquetas: , , , Coches

Déjanos tu comentario