Mosley: “McLaren debía ser excluída”

Max Mosley presidente de la FIA

(Declaraciones – F1) El ex presidente de la Federación Internacional de Automovilismo, FIA, vuelve a la actualidad de la F1 cargando contra McLaren por el caso del espionaje de 2007.

Mientras está preparando un libro, Max Mosley intenta no perder su parcela de protagonismo en la actualidad del mundo del motor. El ex presidente de la FIA ha realizado unas declaraciones al diario británico Sunday Telegraph en las que ha viajado en el tiempo dos años para tratar el caso del espionaje McLaren-Ferrari que estalló durante la temporada 2007 y terminó con una sanción de 100 millones de euros y la exclusión de la escudería de Woking del campeonato de constructores. Sin embargo, según Mosley, McLaren debía haber sido excluída.

“McLaren obtuvo información ilegal de otros competidores en un momento clave para el desarrollo del coche, logrando con ello una ventaja evidente. Lo más apropiado hubiera sido su exclusión de aquel campeonato y también del siguiente“, aseguró Mosley, confirmando lo que entonces era un secreto a voces: la FIA quería castigar al equipo. Pero, pese a la idea inicial, la Federación tomó otra decisión, y he aquí la explicación del que entonces era presidente de la FIA: “Tuvimos que tener en cuenta que dejaríamos sin trabajo durante año y medio a mil empleados. Además, hubiéramos acabado con la gran batalla que en aquel campeonato protagonizaron Hamilton y Raikkonen”, explica el británico, olvidándose de que en 2007 Fernando Alonso luchó por el título hasta la última carrera del año.

Y es que Mosley defiende que lo más justo para defender el deporte hubiera sido dejar fuera a Hamilton y Alonso de la lucha por el título, aunque en este caso el interés mediático hubiera descendido ya que Raikkonen hubiera tenido el campeonato de cara. Además, considera que este caso fue el primer paso de un camino lleno de piedras: “Creo que el Spygate abrió una nueva era. Se empezó a decir de mí que era demasiado agresivo y que buscaba una confrontación con los equipos. Y todo empeoró cuando, un año después, se hicieron públicos detalles sobre mi vida privada.

El ex presidente de la FIA también hizo mención a uno de los casos de esta temporada, la guerra FIA-FOTA por el tope presupuestario que estuvo a punto de provocar el nacimiento de un campeonato alternativo. “No hacer nada y esperar es lo mejor para ponerlo todo en peligro. Nosotros ya supimos en 2008 que nos enfrentaríamos a situaciones difíciles, pero no fuimos capaces de acabar el trabajo. Cuando nos pusimos en marcha para enfrentarnos a la crisis y publicamos una serie de normas sin contar con la FOTA, por ausencia de diálogo, me llamaron dictador”, explica, haciendo mención a las palabras de Jody Scheckter, campeón del mundo de 1979. “Ellos [la FOTA] hubieran preferido que siguiéramos sin hacer nada para mantener su hegemonía”, concluye.

Escrito por Borja Igual el 14 diciembre, 2009 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , , , Fórmula 1

Déjanos tu comentario