MotoGP se topa con la Fórmula 1

Momento del GP de Japón de 2006

(Noticias – Motociclismo) La preferencia del Circuito de Suzuka como sede del Gran Premio de Japón de Motociclismo parte con un problema nada pequeño: la Fórmula 1 aterriza en el trazado una semana después.

Guste o no, se tenga miedo o no, el Circuito de Motegi tiene todas las de mantenerse como sede del Gran Premio de Japón de Motociclismo el próximo 2 de octubre, fecha que la FIM y Dorna confirmaron días atrás. El terremoto y posterior tsunami que sufrió Japón el pasado 11 de marzo y afectó a la central de Fukushima, a sólo 124 kilómetros de Motegi, obligó primero a aplazar la cita en el país oriental -estaba prevista para el 24 de abril- y luego alertó a todo el paddock, con varios pilotos que hiceron público su temor a correr en Japón por la radiación, como es el caso de Valentino Rossi.

El piloto italiano fue el primero que sugirió la opción de correr en el Circuito de Suzuka, opción que secundó el vicepresidente de HRC Shuei Nakamoto, quien además consideraba que las mejoras de seguridad que se habían aplicado en el trazado propiedad de Honda tras el accidente mortal de Dajiro Kato en 2003 permitirían la disputa de la carrera en dicha pista. Sin embargo, no todo es tan sencillo.

Y es que en primer lugar la Comisión de Seguridad de los Grandes Premios debería evaluar las medidas de seguridad aplicadas en Suzuka para permitir su inclusión en el calendario. Pero, a igual nivel de importancia, el circuito apenas tendría tiempo para organizar el Gran Premio de Motociclismo y el de Fórmula 1, ya que éste segundo está fechado para el 9 de octubre, una semana después de la celebración de la carrera de Motociclismo.

Para un circuito no es fácil la preparación de dos eventos de tal magnitud y características, y los plazos de desmontaje y montaje no se cumplirían. Suzuka no dispondrían de tiempo material para la organización de ambas carreras en dos semanas consecutivas, de ahí que la única solución para que el Mundial de Motociclismo pase por Suzuka y no por Motegi sería una nueva reprogramación, cosa que es poco viable por la falta de fechas disponibles.

Tras la carrera en Motorland (18 de septiembre) y hasta la cita en Phillip Island (16 de octubre) hay tres fin de semana, pero realmente sólo uno disponible para Suzuka, el 25 de septiembre, fecha que no se considera sopesa. Otra posibilidad es el 30 de octubre, pero eso implicaría que se celebrarían cuatro carreras consecutivas (Australia, Malasia, Japón y Valencia), bastante inviable. La última opción sería reprogramar el fin de fiesta en la capital del Turia, complicado, por lo que Motegi suma enteros para no perder la disputa del GP de Japón. Y para seguir siendo tema de debate y centro de la polémica.

Déjanos tu comentario