Para el dueño de Red Bull Vettel es más rápido que Webber

Helmut Marko, asesor de Red Bull, y Dietrich Mateschitz, dueño de la marca de bebidas energéticas, durante el Gran Premio de Alemania 2010

(Declaraciones – F1) El multimillonario austríaco Dietrich Mateschitz considera que el piloto alemán es más rápido que el australiano, si bien asegura que ni habrá órdenes de equipo ni hay preferencias dentro de la escudería.

Enésimo golpe que recibe Mark Webber desde dentro de su propio equipo. El piloto australiano, que brindó un recordado mensaje por radio “no está mal para un segundo piloto” tras ganar en Silverstone, tiene más motivos para sentirse en segunda línea dentro de Red Bull a pesar de liderar el Mundial con 14 puntos de ventaja. Esta vez el golpe viene desde las más altas esferas que puede haber en el equipo con sede en Milton Keynes, el dueño de la marca de bebidas energéticas Dietrich Mateschitz.

El empresario austríaco, que tiene bajo su propiedad las escuderías de Red Bull y Toro Rosso, aseguró a la agencia de noticias DPA que “Sebastián [Vettel] parece tener una ligera ventaja en cuanto a velocidad se refiere“. Y en un deporte donde la velocidad lo es todo, poco se puede añadir. Quizás Mateschitz hablaba con el recuerdo de el paseo de Vettel en Suzuka, pero su supuesta imparcialidad vuelve a quedar entredicho cuando lanza un “vamos a ver si la ventaja [en puntos] de Mark es suficiente para ganar el título“.

Eso sí, para calmar cualquier tipo de rumor e intentar dejar atrás todas las suposiciones que señalan que en Red Bull preferirían un triunfo en el Mundial de Vettel antes que el de Webber (piloto de habla alemana y criado en la Red Bull Junior Team), Mateschitz subraya que “no habrá ninguna orden de equipo por nuestra parte. El piloto que haga los mínimos errores y sea más rápido debería, o realmente lo hará, ganar“.

“Si ganamos el título de pilotos sería para estar felices por ambos pilotos, porque cada uno lo merecería de igual modo”, prosigue el empresario austríaco, que considera “importante” que ambos pilotos sepan “que se necesitan el uno al otro para ser campeón, y que están pilotando para el equipo y por el título de constructores”. En Red Bull deberían tener presente lo que ocurrió en 2007, cuando la guerra civil en McLaren entre Fernando Alonso y Lewis Hamilton fue aprovechada por Kimi Raikkonen para lograr el título en la última carrera del año.

Escrito por Borja Igual el 20 octubre, 2010 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , Motor

Déjanos tu comentario