Pedrosa y Simoncelli, juntos pero no revueltos

Dani Pedrosa y Marco Simoncelli en la rueda de prensa previa al GP Italia 2011

(Declaraciones – GP Italia 2011) El piloto catalán y el italiano no tuvieron reparos en decirse a la cara lo que pensaban del otro en rueda de prensa. Además, Dani Pedrosa reconoció que se planteó la retirada.

Nada importa que la organización los hubiera colocado uno al lado del otro en la rueda de prensa previa al Gran Premio de Italia, porque tanto Dani Pedrosa como Marco Simoncelli no se mordieron la lengua al hablar uno del otro, y el reencuentro entre ambos fue frío como cabía esperar. No en vano, un error del piloto italiano provocó la caída del catalán en el GP de Francia, y desde entonces Pedrosa ha tenido que superar dos operaciones de clavícula y se ha perdido las tres últimas carreras.

“Como decimos en España, donde no hay, no busques“, aseguró Pedrosa sobre el piloto de Honda Gresini, cuyas excusas no se las cree: “No se trata del perdón, de la palabra perdón; se trata de que lo sienta o no lo sienta. Y esta persona no lo siente, no le importa nada“, afirma. “Es una persona que hace eso repetidamente y luego sale a la prensa y dice que lo hace todo bien y que no es culpa suya”, añadió el catalán, que en la rueda de prensa en inglés afirmó sobre el transalpino que “en la cabeza sólo tiene pelo”.

Mientras, Simoncelli explicaba que “le he tendido la mano y me la ha rechazado”, aunque tras las críticas del piloto de Castellar del Vallés no se mordió la lengua y subrayó que “las cosas que él y su mánager dicen de mí son estupideces y es mejor no comentar nada más“. Cabe recordar que tras el incidente en Le Mans Alberto Puig declaró que “a Simoncelli habría que encerrarlo”. Luego el italiano se centraría en sus problemas con Lorenzo y unas declaraciones mal traducidas.

Pero Pedrosa iba por otros lares: “Si alguien cree todavía que estuvo bien lo que hizo, para mí es increíble“. El catalán considera que “es bastante claro lo que se vio en el asfalto. Él se rió en Estoril cuando se le dijo que no estaba bien su agresividad, ironizando con que alguien le arrestase, lo que podría ocurrir porque no tiene nada más que pelo en la cabeza”, añadió.

Y es que el incidente en Francia le llevó a plantearse la retirada“, pero por fortuna creyó que “hay que salir de esa onda rápido, porque puedes entrar en una espiral negativa y los familiares, amigos, fans, te sacan de ahí”. “Lo que me decían mis fans es que tenía que seguir, que valía la pena que siguiera corriendo y es gracias a ellos que uno resurge y vuelve, porque siempre hay momentos de debilidad”, prosiguió el de Repsol Honda, que dió una idea sobre qué hacer con Simoncelli: “Lo que se pidió hace tiempo. Si te pasas tres carreras seguidas en tu casa, tres domingos viéndolo por la tele“, ya que entonces “piensas ‘bueno, ¿soy idiota?’; o que empiece tres carreras seguidas desde el pitlane y verán entonces como se pregunta, ¿por qué?, ¿por qué?, ¿por qué?…”.

Déjanos tu comentario