Red Bull no tira la toalla

Sebastian Vettel y Mark Webber celebraron el segundo doblete de Red Bull

(Análisis – GP Gran Bretaña 2009) Silverstone se despidió de la Fórmula 1 con la primera victoria en seco de Sebastian Vettel y el segundo doblete de Red Bull.

Sebastian Vettel y Red Bull rompieron con la estadística de Jenson Button. El piloto británico se ha quedado al nivel de Jim Clark (1965) y Michael Schumacher (1994) y sin poder acercarse al nivel de Michael Schumacher de 2004, cuando ganó 12 de las 13 primeras carreras del año.

Pensar que BrawnGP pecó de exceso de confianza por el gran colchón que mantienen queda un poco fuera de lugar al tratarse del Gran Premio de Gran Bretaña. Tanto la escudería como el líder del Mundial corrían en casa y no hay mayor motivación que esta para hacer un buen papel, y aunque con los actuales números es muy complicado que Button pierda el título, en la Fórmula 1 todo puede suceder, y más si se tiene en cuenta que el presupuesto de BrawnGP es muy bajo.

El resultado de Button no puede esconder la victoria de Sebastian Vettel, tercera de su temporada y primera que gana en seco. Bajo la lluvia su calidad está más que demostrada, mientras que en seco, tras el fallo que cometió en Turquía, estaba en duda. Las dieciséis primeras vueltas confirmaron que Baby Schumi apunta alto. El piloto alemán rodaba vuelta tras vuelta más rápido, ampliando a un nivel de segundo por giro su distancia respecto su perseguidor, ya fuera Rubens Barrichello al principo de carrera o Mark Webber.

Pero no todo corre a cuenta de Vettel, sino que también hay que acordarse del genio llamado Adrian Newey. El creador del RB5 fabricó un coche que peleó con BrawnGP por las victorias pese a no contar ni con el doble difusor trasero ni con el KERS. Con la llegada del doble difusor, a lo que este fin de semana se ha añadido un gran paquete de mejoras (entre los que destacaba el nuevo alerón delantero) que le han convertido en el mejor coche en Silverstone. Desde el viernes por la mañana, en la primera sesión de los libres, tanto Vettel como Mark Webber dominaban sobre el trazado británico.

Ahora Vettel está a 25 puntos de Button a falta de disputarse 90 puntos todavía. La remontada no es fácil, ya que salvo Red Bull, sólo Ferrari parece estar en línea acendente para poder luchar con BrawnGP, pero no es imposible. Si a la llegada del parón estival (tras el GP de Hungría) el alemán ha conseguido reducir más la distancia respecto Button, la segunda parte de la temporada se presentaría emocionante.

Y si Ferrari parece estar despertándose poco a poco, los que no logran mejorar son McLaren y BMW-Sauber. Ambas escuderías desearían estar ya en 2010, corran donde corran entonces, con tal de que pase rápidamente una temporada que está siendo para olvidar.

Fernando Alonso, por su parte, está en una situación bastane similar. Renault no presenta un gran paquete de mejoras desde el GP de Bahrein y desde entonces se han disputado cuatro carreras. El piloto asturiano aseguró al terminar la prueba que corrió «más por diversión que por otra cosa» y no se mostró muy esperanzador de cara al GP de Alemania. Para el dos veces campeón del mundo, la presente está siendo, como la pasada, una temporada para pasar página y olvidar. Y que en 2010 se corra en el campeonato que toque, pero con otro coche.

Déjanos tu comentario