Renault espera volver a ganar en Mónaco

Renault espera volver a ganar en MónacoTras la victoria el año pasado en el Principado, el equipo Renault afronta la sexta prueba del Mundial de F1 con la intención de repetir su éxito del año pasado y defender su liderato en el Mundial

Alan Permane, ingeniero de chasis del monoplaza de Giancarlo Fisichella explica las exigencias del trazado "El de Mónaco es un circuito único a lo largo de la temporada por lo inusual y revirado de su trazado, que premia un buen rendimiento a baja velocidad y un buen agarre mecánico, y también por la naturaleza del asfalto, que es extremadamente deslizante en el inicio del fin de semana, además de muy bacheado y con constantes cambios de rasante. De hecho, para poder salvar estas dificultades, la altura de los monoplazas es entre 5 y 7 milímetros más elevada de lo habitual.

A nivel mecánico, suavizamos las suspensiones del coche para permitir a los pilotos ganar la máxima adherencia y no sufrir con los baches y los cambios de rasante. Las ruedas deben poder moverse con independencia para salvar de esa forma las imperfecciones de la pista, y normalmente también suavizamos las barras anti-torsión para contribuir a ello. También prestamos una atención especial a la inclinación de las ruedas delanteras y traseras, rodando con ángulos más pronunciados, aunque un exceso puede provocar la inestabilidad del coche en las zonas de frenada más bacheadas como la anterior a la curva 1, o la chicane del puerto, por ejemplo.

La estrecha horquilla del Gran Hotel nos obliga a revisar la geometría de la dirección, ya que es la curva de toda la temporada en la que se requiere un ángulo de giro más oblicuo. De hecho, el ángulo de giro que necesitamos en Mónaco es el doble del que utilizamos en Barcelona. Los sistemas de control también juegan un papel muy importante en las curvas más lentas, controlando un posible trompo en la salida de las curvas con el control de tracción, pero también rodando con el diferencial algo más libre de lo habitual para ayudar a los pilotos a girar el coche bajo máxima aceleración.

El circuito también requiere los niveles de apoyo aerodinámico más altos de la temporada para ayudar fundamentalmente en la frenada y la tracción, ya que la mayoría de virajes son demasiado lentos para obtener una ganancia al contar con una carga aerodinámica extra. Sin embargo, la mayor estabilidad con la que cuenta el coche al rodar con el máximo apoyo aerodinámico representa un beneficio sobre una pista con un nivel de adherencia tan bajo. Los ángulos de los alerones suelen estar al máximo nivel, aunque con el R25 estaremos ligeramente por debajo del máximo apoyo aerodinámico en el alerón delantero.

Toda nuestra atención se centra también en la puesta a punto del coche, aunque los cambios que se introducen en el monoplaza son realmente complicados de valorar. El asfalto de Mónaco ofrece un nivel muy bajo de adherencia y no es demasiado abrasivo. Los niveles van aumentando a medida que se desarrolla el fin de semana, lo que provoca que los tiempos por vuelta vayan mejorándose durante los entrenamientos y sea complicado descifrar si ello se debe a los cambios que se introducen en el monoplaza. Además los pilotos también se van adaptando mejor al trazado a medida que se acerca la carrera. Los neumáticos que se utilizan allí siempre son muy blandos, lo que deja gran cantidad de goma sobre la pista y posibilita que las mejores vueltas del fin de semana lleguen en carrera, cuando los niveles de adherencia de la pista son más altos. De hecho, en Mónaco asistimos a la degradación negativa de los neumáticos, es decir, que los coches son más rápidos a cada ‘stint’ de la carrera, ya que los niveles de adherencia de la pista aumentan.

El año pasado Renault fue muy competitivo a lo largo de todo el fin de semana en Mónaco, y el R25 representa esta temporada un paso adelante en todos los aspectos del coche y además ha permitido que los pilotos se sientan mucho más cómodos cuando se ponen al límite. Este último podría ser un factor clave en Mónaco, un circuito que le encanta a Giancarlo. Junto con nuestro nuevo conjunto aerodinámico, esto nos lleva a pensar que podemos ganar la carrera y mejorar aún más nuestra situación en el Campeonato del Mundo. "

Renault F1
Escrito por Pablo Gonzalez Martino el 18 mayo, 2005 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , , , Sin categoría

Déjanos tu comentario