Roma: «Daremos alguna sorpresa»

Nani Roma, en la presentación del equipo KH-7 para el Dakar 2011

(Declaraciones – Rally Dakar 2011) El primer español en ganar el Rally Dakar, Nani Roma, es consciente que este año no podrá competir contra los principales rivales, pero se muestra «seguro» de que terminará entre los cinco primeros.

El Rally Dakar 2011 ha arrancado hoy mismo y entre sus participantes está Nani Roma, quien hace poco más de un mes renunciaba a la prueba. Suerte tuvo de que una serie de carambolas le dieron una última oportunidad y, finalmente el primer español en ganar el Dakar (2004, en motos) inicia su decimoquinta participación en la prueba de raids más dura del mundo desde su debut en 1996.

El de Folgueroles resume de manera rápida el calvario que le tocó sufrir para poder estar en suelo sudamericano: «Para afrontar una carrera como el Dakar es fundamental tener un buen coche y estar en un equipo sólido, y esa es nuestra prioridad. Este año teníamos una buena máquina, pero fallaba la estructura, por eso inicialmente renuncié a participar«, explica en declaraciones facilitadas por Repsol, uno de sus patrocinadores.

Al volante de un Nissan Navara, perteneciente al equipo Nissan Overdrive, reconoce que el acuerdo de última hora «puede parecer precipitado», pero subraya que «si estoy aquí es porque es una escudería sólida, con buenos técnicos y con un coche fiable y competitivo«. De hecho, tanto es así que el catalán se muestra «seguro» de terminar entre los cinco primeros, su objetivo para este año.

«Tenemos que ser honestos con nosotros mismos y tener claro que no podemos pretender salir a competir desde un principio contra rivales que llevan todo el año preparando el Dakar«, indica Roma. «Creo que podemos hacerlo bien, que daremos alguna sorpresa y que seguro que estaremos entre los cinco primeros, pero no podemos engañarnos y pensar que podemos ganar tan fácilmente», añade el piloto, que confía en mostrar alguna pincelada de su talento en las dunas y pistas del Dakar.

«Lo que puedo asegurar», prosigue Roma, «es que la entrega por mi parte y la del equipo será total«. «El planteamiento correcto es ir paso a paso, aprovechar las primeras jornadas para adaptarme al vehículo y disputar la carrera sin obsesionarme con el resultado. A medida que vayan pasando las etapas se verá dónde podemos estar. Es un coche con un comportamiento parecido al de un WRC, con un reparto de pesos muy equilibrado, lo que permite controlar muy bien las inercias y eso me vendrá bien para acelerar mi adaptación», concluye el piloto, que completó su primer año en la categoría de coches en 2005, un año después de lograr su victoria en motos.

Déjanos tu comentario