Rossi empieza mostrando quién manda en MotoGP

Una nueva victoria para Valentino Rossi

(GP Australia 2009 – Entrenamientos libres) El pilot italiano sabe que se juega gran parte de sus opciones en Phillip Island y por esto ya ha empezado siendo el más rápido. En 125cc., Pol Espargaro y en 250cc., Héctor Barberá han marcado los mejores tiempos.

Valentino Rossi demostró hoy en los libres de Australia que no quiere luchar por el Mundial hasta el último suspiro y mucho menos en Valencia, donde Lorenzo tendrá el apoyo de la afición. El italiano se puso el mono de trabajo desde el primer minuto para marcar el mejor tiempo en los libres de MotoGP, dando así un golpe sobre la mesa, demostrando quien manda en la ‘categoría reina’. Casey Stoner, que corría en casa y que se ha alzado con la victoria en los dos últimos años en Phillip Island, fue el que más se acercó al registro de Rossi y Dani Pedrosa marcó el tercer mejor tiempo. Jorge Lorenzo, por su parte, afectado por unos problemas estomacales, se tuvo que conformar con la sexta plaza a más de un segundo de su rival más directo, Valentino Rossi. El mallorquín, para más inri, se fue al suelo, sin consecuencias, en los últimos compases de los libres.

En 250cc se vivieron unos entrenamientos un tanto extraños, con los pilotos situados más arriba de la general desaparecidos. Marco Simoncelli terminó décimo, el actual líder de la cilindrada, Hiroshi Aoyama undécimo y el español Álvaro Bautista duodécimo. Esta ocasión la aprovechó Héctor Barberá para volver a ser el más rápido del cuarto de litro. Sin embargo, la tanda no fue tan maravillosa como puede parecer para el piloto de Dos Aguas ya que, a pocos minutos de que finalizaran los entrenamientos, el de Pepe World salió despedido de su moto de forma violenta y tuvo que ser trasladado a la Clinica Mobile, donde le diagnosticaron diversas contusiones en la espalda, algo mucho más leve de lo que pudo parecer en un primer momento.

En 125cc., donde Julián Simón podría proclamarse campeón del mundo este fin de semana, mandó Pol Espargaró, que se mantiene imparable en esta recta final de campeonato. El de Granollers mostró una vez más que tanto él como su moto se encuentran en un momento inmejorable y presentó así sus credenciales de cara al próximo año. A Espargaró le siguieron el británico Bradley Smith y el alicantino Nico Terol, los rivales más directos de Julián Simón en la lucha por el campeonato. Simón, por su parte, terminó cuarto en los libres de lo que será para él su segundo ‘match-ball’ para alzarse con el título. El de Villacañas, consciente de su amplio colchón de puntos, se lo ha tomado con tranquilidad y se ha mostrado más partidario de asegurar que de ganar.

Déjanos tu comentario