Rossi: «Ya no soy fundamental en Yamaha»

Valentino Rossi y Jorge Lorenzo, pilotos de Yamaha, 2010

(Declaraciones – MotoGP) El piloto italiano comentó su marcha a Ducati la próxima temporada, asegurando que ‘había mucha presión de los italianos para que me fuera a Ducati’.

Valentino Rossi volvió a hablar de su marcha a Ducati después de finalizar con el cuarto mejor tiempo la sesión de pruebas celebradas en Brno. El piloto italiano estuvo trabajando en mejoras para la M1 del 2010, sin subirse a la del próximo año, decisión de Yamaha que il Dottore consideró «justa», aunque tuvo ciertos reproches: «Sí me han dejado probar el motor que usaré las últimas cuatro carreras, pero no las nuevas horquillas y eso sí es algo que me parece mal porque, si van bien, todos los pilotos top de todas las marcas podrán usarlas antes de que acabe el año», exclamó.

«Quedan ocho carreras y no dos, por lo que yo voy a poner todo mi empeño en hacerlo bien y me gustaría que Yamaha hiciera lo mismo«, añadió el italiano, aunque aseguró que Lorenzo tampoco usará las nuevas horquillas «hasta 2011. Me preocuparía que no fuera así porque quiero terminar bien este año». Además, subrayó que «en Yamaha mi trabajo se ha acabado. Ya no soy fundamental en Yamaha«. Eso sí, espera que la casa japonesa, de la que se despidió con una romántica carta, tenga «un comportamiento distinto al de Honda [en 2003] y que me deje probar en Valencia. Espero que me reconozcan todo lo que he hecho por ellos estos años».

El piloto, que aclaró que su marcha no fue por motivos económicos («el sueldo que me dará Ducati es el mismo que me ofrecía Yamaha», afirmó), explicó que su cambio de equipo fue por cuestión de retos: «Debía comenzar a pensar más seriamente en los próximos años y Ducati me estaba buscando hacía tiempo y decidí hablar con ellos. He visto en ellos una grandísima motivación y ganas de ver a Valentino sobre la Ducati», exclamó. «Necesito una motivación y una gran atmósfera, un gran ambiente, y me ha parecido que para el futuro esto lo podía encontrar más en Ducati que en Yamaha«, añadió.

«Según pasa el tiempo, más sensación tengo de haber tomado la medida correcta. No habría cambiado mucho que siguiera o se fuera [Jorge] Lorenzo. Necesitaba un nuevo reto con otra atmósfera, mi trabajo se había acabado», prosigue il Dottore, que explicó las diferencias entre este cambio y el de 2003 (de Honda a Yamaha): «En cuanto a la moto, seguro que era más difícil el paso a la Yamaha, porque la Ducati es una moto más competitiva de lo que era la M1 en 2004. Será más fácil en 2012 porque empezaremos de cero con motos nuevas, pero para entenderlo bien hay que probar primero la moto, aunque ya me parece competitiva».

Rossi, que dijo no saber si le acompañará alguien en su aventura en Ducati, exclamó que se sentía presionado en Italia por fichar por la marca italiana: «Cada vez que iba a un bar, o a comprar el pan o el periódico o un helado toda la gente me preguntaba por qué no me iba a Ducati y que cuándo me iba a ir. Había mucha presión de los italianos para que me fuera a Ducati«, reveló. Ahora, espera que el resto de aficionados sigan apoyándole, considerando que «puede ser muy bonito ver a un italiano del top en una moto italiana que es competitiva».

Por último, y para mayor gusto de los tifosi, Rossi habló de los tests de Fórmula 1 que, en más de una ocasión, ha realizado con Ferrari. El italiano no cree que, por estar en Ducati, vaya a hacer más, sino que exclamó que «seguirá igual. Podré seguir haciéndolos como hasta ahora con la ventaja de que comparten patrocinadores». Será interesante ver al nueve veces campeón del mundo junto con Fernando Alonso y el resto de la Scuderia en Madonna di Campiglio, la habitual concentración de pretemporada de ambos equipos, que tienen a Marlboro de patrocinador.

Déjanos tu comentario