Sainz: ‘Creo que me merecía el rally’

Carlos Sainz

(Declaraciones – Dakar 2009) El piloto madrileño de Volkswagen, que se ha tenido que retirar de la prueba por culpa de un accidente, se ha mostrado decepcionado por el abandono. Ahora tendrá que ver el final del Dakar desde casa.

La decepción de Carlos Sainz ante su abandono en el Dakar es enorme. El madrileño era líder de la general y sólo le quedaban dos etapas por delante, además de terminar la que se estaba celebrando en ese momento. Sainz explicaba así lo sucedido: «Íbamos hacia un way point (punto de paso obligatorio), quizás un poquito hacia la derecha, pero teníamos perfectamente localizado el punto obligatorio de paso. Entonces nos hemos encontrado de frente con un río seco que no estaba señalizado y nos hemos caído cuatro metros para abajo. Ha sido como ir por la carretera y, de repente, encontrarte con nada. Había pista y justo después ya no existía«.

No obstante, el doble campeón del mundo de rallies no cree que hayan tenido mala suerte, ya que la caída podría haber tenido peores consecuencias de las que tuvo: se volcó el coche y el copiloto, Michel Perin, se rompió el omoplato, por lo que tuvo que ser evacuado en helicóptero y la pareja tuvo que abandonar el Dakar, ya que el coche podría haber seguido: «Ha sido una pena, porque quizá podríamos haber seguido. Pero, gracias a Dios, no nos ha ocurrido nada, porque era un sitio para haberse hecho muchísimo daño. No nos ha pasado nada y Michel Perin lo único que tiene es el hombro roto».

Según explicaba Sainz, Perin «está bastante enfadado» con la señalización. «Parece que sí estaba señalizado pero no en ese punto. Desde donde nosotros íbamos teníamos que pasar por el río seco para ir al way point y por eso nos hemos caído. Además, el que iba detrás de mí no me ha caído encima de milagro, y después la organización ha puesto un coche porque Nani Roma también venía detrás, y si no llega a ser por el cámara y por los gritos que le hemos dado también cae». De hecho, el BMW del piloto ruso Leonid Novitskiy se quedó con las ruedas delanteras colgando, pero sin llegar a caer.

El madrileño no pudo ocultar su decepción recordando que era el líder de la prueba: «Creo que me merecía el rally, pero las carreras hay que terminarlas y nosotros hemos tenido el problema éste, que ha sido increíble. Ya le pasó a Marc Coma hace dos años algo parecido, peor porque estaba a una etapa. A ver qué ocurre en el futuro».

«Ha sido una gran decepción pero así son las cosas. Aquí un fallo en el libro de ruta o cualquier historia te puede mandar a casa. Cuando menos te los esperas y vas más tranquilo pasan estas cosas«, confesaba Sainz.

Déjanos tu comentario