Sanz, con el objetivo de «acabar y preprarame para próximas ediciones»

Laia Sanz y Jordi Arcarons en la presentación del equipo para el Dakar 2011

(Declaraciones – Rally Dakar 2011) Una de las caras nuevas en la prueba, Laia Sanz, y una de las más conocidas, Jordi Arcarons, se unen este año con el fin de que la pluricampeona del mundo y de Europa de Trial tenga el mejor debut posible.

Laia Sanz es una de las caras nuevas del Dakar 2011 que arranca hoy mismo en Buenos Aires. Con diez Mundiales y nueve títulos europeos en el Trial, la piloto de 25 ‘da’ el salto y probará fortuna en el Rally Dakar, convirtiéndose, junto con Fina Román, del KH-7 Epsilon Team de camiones, en las dos únicas representaciones femeninas españolas del Dakar. Consciente de su nula experiencia en esta prueba, la catalana ha estado entrenando al manillar de una Honda, la moto que llevará por tierras argentinas y chilenas.

Sanz, en declaraciones facilitadas por Repsol, uno de sus patrocinadores, asegura que participar en el Dakar «es un sueño que tengo desde muy pequeña«. «Desde hace años, cuando coincidía con Jordi [Arcarons] le decía que me encantaría correrlo algún día y parece que ese día ha llegado», añade la de Corbera de Llobregat, que considera que tras «muchos años» en el trial, «esto supone un aliciente y un reto nuevo». «Creo que hacer cosas neuvas puede ser muy positivo para mí», afirma seguidamente la piloto.

Consciente de enfrentarse a su primer año en el Dakar y que «para un reto como este nunca se está suficientemente preparada», la piloto remarca que el objetivo es terminar, sin buscar grandes resultados «porque es una carrera muy dura y no tengo experiencia». «Por ahora no pienso en ningún resultado más que terminar todas las etapas y prepararme para próximas ediciones», añade la pluricampeona del Trial. Para ello, además de la prepraración realizada, Sanz contará con el apoyo incondicional de Jordi Arcarons, que siete años después de su última participación volverá a subirse al manillar de una moto para correr como mochilero de la joven debutante y prestarle toda la ayuda posible. Para ello sacará a relucir su múltiple experiencia en el Dakar: 16 ediciones a sus espaldas como piloto y otras 6 como mánager del equipo Repsol KTM, en el que logró los triunfos de Nani Roma y Marc Coma.

«Laia es una deportista con mucho talento y fortaleza, además de ser muy competitiva», afirma Arcarons. «En lo que llevamos de año, ha experimentado una progresión muy rápida y cuando la veo sobre la moto, veo a una futura campeona de la categoría femenina, pero también a una chica que en poco tiempo podrá competir con los chicos«, subraya el piloto de 48 años.

Arcarons explica que su trabajo en suelo sudamericano «consiste en entrenar a Laia y asesorarla para que pueda competir con una buena gestión y estrategia de carrera», asegurando que la mejor forma de hacerlo es subiéndose a la moto. «Ahora llega el momento de asumir un nuevo papel para mí, como escudero de Laia. Mi misión será ir por detrás de ella y comprobar en cada punto de control si ha pasado, o estar pendiente de si tiene algún problema para ayudarla», señala, reconociendo que no podrá realizar una carrera individual. «No es el objetivo», destaca el piloto catalán, que quiere ayudar a Sanz «a cumplir su sueño», aunque no oculta que le gustaría afrontar alguna etapa de navegación, el punto débil de Sanz. «La navegación es un aspecto totalmente nuevo que he tenido que aprender; Jordi me ha puesto un plan de entrenamiento exhaustivo y espero que dé sus frutos en carrera», concluye la piloto debutante este año en el Dakar.

Déjanos tu comentario