Sauber ve «difícil» que sobreviva el equipo y Epsilon quiere su plaza

Peter Sauber ve 'difícil' la supervivencia del equipo sin BMW

(Declaraciones – F1) La marcha de BMW de la Fórmula 1 deja tres posibles escenarios, de los cuales uno ya lo ve complicado Peter Sauber: que él se quede con la escudería.

La decisión de BMW que anunció ayer miércoles, su marcha de la Fórmula 1, ha dejado el futuro de la escudería de Hinwil en la cuerda floja. De hecho, la retirada del fabricante alemán deja tres escenarios posibles: Peter Sauber se queda con el equipo (al estilo Ross Brawn tras la marcha de Honda), vende su plaza a un pretendiente (como hiciera Minardi con Toro Rosso o Spyker con Force India) o directamente abandona la Fórmula 1 (como sucediera con Super Aguri el año pasado). Sin embargo, las palabras del dirigente suizo dejan entrever que, realmente, sólo son viables las dos últimas opciones.

Peter Sauber, fundador de la escudería en 1993 y, desde 2005, propietario del 20% del equipo, ha reducido al mínimo las opciones de poder reflotar al equipo, además de reconocer que temía la marcha de BMW porque puede significar la desaparición del equipo. «Respeto y acepto la decisión, pero veo muy difícil una solución a lo ocurrido«, aseguró el dirigente suizo de 65 años a la agencia de noticias alemana DPA. «La situación en la que nos encontramos ahora lo hace muy difícil», añadió Sauber.

Ante tal situación, la opción de que otro escenario se lleve a cabo es más posible. Y en esta situación se encuentra Epsilon Euskadi. La escudería española podría entrar en escena en el caso de que la escudería renunciara a su plaza, ya que entonces la FIA podría tener en cuenta las estructuras que se quedaron a la puerta de entrar cuando se anunciaron los nuevos equipos para 2010, y Epsilon es una de las primeras opciones.

«Ojalá tuviéramos esa oportunidad. Se vuelve a abrir una pequeña puerta a la esperanza y si la opción existe, intentaremos aprovecharla, aunque antes habrá que conocer cuáles son las intenciones de Peter Sauber», aseguraba Joan Villadelprat, presidente de Epsilon Euskadi, cuando conoció el ‘adiós’ de BMW. El dirigente catalán reconoce que entrar ahora de cara a 2010 supondría un esfuerzo muy complicado, pero no por ello se echa atrás: «Hemos seguido trabajando, aunque a otro ritmo después de ser descartados en la primera selección, y creo que seríamos capaces de llegar a tiempo al primer Gran Premio«, señalaba Villadelprat.

«Nos sentimos preparados para el reto y las empresas que apoyaban el proyecto sigue haciéndolo, así que no existen motivos para renunciar. Estamos dispuestos», añadía el catalán de 54 años. Sin embargo, algo que podría jugar en contra de Epsilon es la postura de la FOTA, dispuesta a ayudar a Peter Sauber para que siga en la F1 tal y como aseguraron en un comunicado oficial. Además, dieron a conocer propuestas de los equipos pero no hicieron mención a la posibilidad de que se incorporen nuevas escuderías.

Escrito por Borja Igual el 30 julio, 2009 | ningún comentario
, Sin categoría

Déjanos tu comentario