Schumacher: «No es la adrenalina lo que busco con mi retorno»

Los neumáticos de Schumacher en Mugello, ¿son slicks de las GP2 Series o de F1?

(Declaraciones – F1) El piloto alemán ha asegurado en una entrevista que vuelve por ‘lealtad’ a la escudería con la que ganó cinco títulos mundiales de piloto y seis de equipo.

Michael Schumacher, con el GP de Europa en mente, ha concedido una entrevista a La Stampa en la que ha asegurado que su regreso a la F1 no se debe a cuestión de adrenalina sino a una cuestión de «lealtad» hacia Ferrari, que se quedó sin piloto para las próximas citas tras el grave accidente de Felipe Massa en la sesión de cualificación del GP de Hungría: «Vuelvo por fidelidad hacia el equipo».

Schumacher, que está realizando un programa específico de entrenamiento (combinando un test con el F2007 con dos días de kárting) de cara a perder el peso necesario para subirse al F60, fruto de sus tres años fuera de competición. «Es verdad que cerré el capítulo de la Fórmula 1 hace bastante tiempo, pero no es la adrenalina lo que busco con mi retorno. Siempre estaba bastante relajado cuando corría y el latido de mi corazón era normal», ha reconocido el Káiser. «Amo la emoción del duelo que se puede producir al volante«, ha añadido el heptacampeón del mundo.

El piloto de Ferrari, que no olvida que su regreso es consecuencia de «una situación desafortunada», ha explicado que para sentir el efecto de la adenalina se podría haber lanzado «desde un avión» y, a pesar de reconocer que se puede percibir «cuando estás a punto de comenzar una carrera o cuando sobrevives a un accidente. Pero no he hecho nada, ni siquiera carreras en moto, para sentir de nuevo la adrenalina. Lo he hecho por puro placer«, ha señalado.

«Es muy diferente cuando no compites y estás en el box como espectador: no sientes las mismas sensaciones porque al volante de un monoplaza estás completamente involucrado en todos los detalles», ha indicado el alemán, deseoso por regresar a los circuitos de Fórmula 1.

Sobre sus resultados (de los que le ha avisado Button o Ross Brawn), Schumacher reconoce que el F60 no es el mejor coche que Maranello ha dado, pero cree que los problemas que acarrea deben ser tratados en la misma fábrica: «Los problemas que hemos tenido con el coche este año no podían ser resueltos sólo corriendo en pista. Cuando comenzamos la temporada estábamos un segundo por detrás de los dos primeros vehículos. Ese tiempo supone una gran diferencia sobre la pista, en la distancia a recorrer. Pero estos problemas deben ser resueltos en fábrica», concluía.

Déjanos tu comentario