Schumacher muestra su estado de forma en Jerez

Michael Schumacher, durante los entrenamientos realizados en Jerez

(Test F1 Schumacher – Jerez) El piloto alemán de Mercedes GP pidió a los responsables de la pista alargar unos minutos los entrenamientos, hasta que la luz dijo basta.

Michael Schumacher ha demostrado en los entrenamientos privados que ha realizado en el Circuito de Jerez su estado de forma y, pletórico, ya espera con ansias la llegada del 1 de febrero cuando, esta vez sí, podrá rodar con su nuevo monoplaza de Fórmula 1 tras tres años fuera de la competición.

Schumacher, presente desde el martes en el asfalto gaditano, ha estado rodando con un monoplaza del equipo de las GP2 Series SuperNova debido a las restriccones que la FIA impone a los pilotos y equipos de F1 y, según ha facilitado el equipo Mercedes GP, su mejor tiempo en su tercer día fue de 1:24.621 (de los otros días no se conocen registros). Cabe señalar que el récord de la pista con un monoplaza de GP2 es de 1:24.262, obra de Kamui Kobayashi en 2008.

En total, el siete veces campeón del mundo ha podido completar 260 vueltas en los tres días (78 el martes, 52 el miércoles y 130 el jueves), lo que significan un total de 1.151 kilómetros.

Tras terminar la última sesión, en la que pidió a los responsables poder alagarla unos minutos, el Kaíser se mostró pletórico: «De nuevo, pude conducir mucho en el último día de test y todo salió perfectamente. Estoy muy contento por cómo han ido los tests aquí, hemos trabajado bien, los tiempos y el ritmo han sido buenos y hemos podido hacer todo lo que teníamos programado. Me siento en forma y cómodo en mi regreso al coche; ¡Hey, vamos a por ello!».

Escrito por Borja Igual el 15 enero, 2010 | ningún comentario
, Sin categoría

Déjanos tu comentario