Sólo Schumacher se olvida de Barrichello

Rubens Barrichello ante el mural por su Gran Premio número 300

(Noticias – F1) Williams organizó una fiesta en honor de Rubens Barrichello, que este fin de semana cumple 300 Grandes Premios, a la que acudieron todos los pilotos de la parrilla menos Michael Schumacher, que felicitó al brasileño con un mensaje de texto SMS.

Rubens Barrichello llora tras ver un vídeo de su carrera en la F1 en la celebración de su Gran Premio número 300
Rubens Barrichello recibe una medalla por parte de Bernie Ecclestone en la celebración por su Gran Premio número 300
Rubens Barrichello junto con varios pilotos en la celebración por su Gran Premio número 300
Rubens Barrichello ante el mural por su Gran Premio número 300
Rubens Barrichello con el monoplaza que utilizará en Bélgica y una bicicleta regalada por Cosworth en la celebración por su Gran Premio número 300
Rubens Barrichello con el casco que utilizará en Bélgica en la celebración por su Gran Premio número 300
Rubens Barrichello con el casco que utilizará en Bélgica en la celebración por su Gran Premio número 300
Rubens Barrichello con el mono y monoplaza que utilizará en Bélgica decorados para celebrar su Gran Premio número 300
Rubens Barrichello con el mono y monoplaza que utilizará en Bélgica decorados para celebrar su Gran Premio número 300

Rubens Barrichello está viviendo un Gran Premio de Bélgica especial, ya que en el Circuito de Spa, donde logró su primera pole position de su carrera en la Fórmula 1, el piloto cumple su GP número 300. Por este motivo su actual escudería, Williams, organizó una fiesta a la que acudieron todos los pilotos menos Michael Schumacher, el piloto con el que más temporadas ha compartido box. Bernie Ecclestone, patrón de la competición, acudió a la misma, en la que le hizo entrega de una medalla conmemorativa. Schumacher, eso sí, felicitó a Barrichello con un mensaje de texto SMS.

En la misma ceremonia, además de recibir algunos regalos y mostrar la decoración que llevará en su mono y en su monoplaza para celebrar tal hito en la Fórmula 1, el equipo del piloto le mostró un vídeo con las mejores imágenes de toda su carrera, incluidas imágenes de su participación en la F3000, competición que disputó antes de debutar en el GP de Sudáfrica de 1993. En el mismo vídeo salían varios amigos y familiares, como su mujer y sus hijos, momento en el que Rubinho no aguantó y arrancó a llorar.

«No podía contener las lágrimas cuando los niños salieron con sus palabras, pero todos estáis acostumbrados a verme llorar en el podio», aseguró Barrichello, haciendo referencia a la petición de sus hijos de que no dejara de correr, opinión totalmente opuesta a la de su esposa Silvana.

Para Barrichello el gran secreto de su longevidad en la F1 «es que nunca disfrutes de las dificultades, con una sonrisa ante ellas aprenderás de las mismas. Tenemos problemas que superar, pero aprender de ellas acaba siendo mejor. Yo he dado pasos cada año haciendo de mi tanto una mejor persona como un mejor piloto. He sido honesto conmigo mismo, siempre. Cuando cometes un error, se comete y lo dices. Creo que los equipos lo agradecen», aseguró.

Sobre sus 300 Grandes Premios, Barrichello aseguró que se sienta «muy bien». «Es un gran honor poder competir en esta cita [GP Bélgica]. Aquí he conseguido cosas buenas, como mi primera pole position«, añadió, a la vez que aseguró que su muer «está aterrorizada porque cree que yo voy a estar conduciendo siempre».

Escrito por Borja Igual el 27 agosto, 2010 | ningún comentario
, Sin categoría

gerardet73 | 27 de agosto de 2010 | 12:19 pm

qué raro, con lo «caballeroso» que es michael.

[Contesta a este comentario]

Déjanos tu comentario