Un asiento deseado

Pedro de la Rosa, con el casco puesto, durante el GP Turquía 2010

(Noticias – F1) El volante que esta temporada utiliza Pedro Martínez de la Rosa podría cambiar de dueño el próximo curso, a tenor de los rumores que dejarían al catalán fuera del equipo de Peter Sauber.

El futuro de Pedro Martínez de la Rosa en el equipo de Peter Sauber (hoy BMW Sauber, la próxima temporada sin el nombre de la marca alemana) podría quedarse en nada. El piloto catalán podría verse fuera la próxima temporada de la escudería suiza ya que en Hinwill están buscando soluciones a los problemas económicos del equipo en vistas al 2011. En otras palabras, están buscando patrocinadores.

El blanco reluciente del C29 podría verse alterado por empresas que decidan invertir en el equipo, pero entre todos los contactos el que más destaca es un viejo conocido de la órbita del Gran Circo, el mexicano Carlos Slim, dueño de la empresa de telecomunicaciones Telmex. Si bien Sauber aseguró a Auto Bild Motorsport que sus intenciones no pasan por vender el equipo: «Necesitamos un inversor, necesitamos patrocinadores, necesito traer estabilidad al equipo. No quiero venderlo«, subrayó.

Pero la llegada de Slim como patrocinador supondría el aterrizaje de un piloto de su país, y quien más números tiene es Sergio Checo Pérez, actualmente segundo clasificado en las GP2 Series a 26 puntos del líder con el volante del equipo español Barwa Addax Team. Sin embargo, el nombre del piloto mexicano también ha sonado en la órbita de Virgin Racing para sustituir a Timo Glock, que a su vez ha sonado como posible sustituto de Vitaly Petrov en Renault.

En este caso otro nombre que ha sonado es Esteban Gutiérrez, también mexicano y actualmente líder de las GP3 Series con 30 puntos de ventaja. Además, no se trata de un desconocido en el equipo de Sauber, ya que participó el pasado diciembre en un test con el equipo y la directora deportiva de BMW Sauber, Monisha Kaltenborn, lo considera como «un talento prometedor, y continuaremos con él». Otro nombre que ha sonado es el del venezolano Pastor Maldonado, que con medio título de las GP2 Series bajo el brazo tiene ya la vista puesta en la F1.

Y, evidentemente, si uno entra alguien debe salir. Y en esta situación quien tiene las de perder es De la Rosa, 16 años mayor que Kamui Kobayashi y, a pesar de haber tenido más mala suerte que el japonés este año, suma 11 puntos menos. Solo la experiencia y la amplia aportación del catalán en la puesta a punto del coche, que no son pocas, le puede ayudar en su futuro no sólo en el equipo sino en la Fórmula 1.

Déjanos tu comentario