Un final de temporada para los récords

Salida del Gran Premio Japón 2011

(Previa – GP Corea 2011) Con el Mundial de Pilotos decidido, la Fórmula 1 encara la recta final de la temporada expectante a los récords que Sebastian Vettel entre una vez más en la historia de la competición y a la resolución final del Mundial de Constructores.

Sebastian Vettel no perdonó hace siete días en Japón y se proclamó bicampeón del mundo gracias a un tercer puesto que impidió que Jenson Button con su victoria aplazara el alirón. Una resolución del campeonato con el que el de Red Bull sumó un nuevo récord a su larga lista de marcas de precocidad. Sin embargo, ahora el piloto alemán encara la reta final del Mundial con nuevos retos y motivaciones, como el resto de pilotos de la parrilla.

Evidentemente, aquellos pilotos de equipos sin opciones al podio -salvo ciertas dosis de milagro- disputarán las cuatro carreras que faltan con la misma motivación con la que han disputado el resto del campeonato, mientras que los hombres de Ferrari, McLaren y Red Bull lucharán por sumar cuántas más victorias puedan. Porque si el Mundial de Pilotos ya conoce campeón, al de Constructores poco le falta. De hecho, este fin de semana Red Bull podría consumar el doblete por segundo año consecutivo siempre y cuando deje Corea con 129 puntos de ventaja sobre McLaren, y ahora la diferencia es de 130 puntos. Vamos, que está visto para sentencia en el circuito donde el año pasado Red Bull firmó su peor actuación: Sebastian Vettel y Mark Webber ocupaban la primera línea de salida y ninguno de los dos terminó la carrera.

Pero no sólo de victorias vive el piloto, sino también de récords, y en este final de temporada el flamante bicampeón del mundo tiene a la mano dos hitos de esos que gustan. Nada de ser el piloto con más puntos en un año -clasificación desvirtuada por los cambios en el sistmea de puntuación-, sino de ser el piloto con más poles y victorias en una temporada, récords hoy día en manos de Nigel Mansell y Michael Schumacher respectivamente.

El récord del piloto británico es el único de los dos que Vettel puede batir: al volante del Williams de 1992 Mansell logró 14 poles de 16 posibles, mientras que el de Red Bull suma 12, cifra que podría ascender a 16 si hace pleno de aquí a final de año. Por otro lado, sólo podría empatar la marca de Schumacher referente a las victorias totales. El hoy piloto de Mercedes consiguió en 2004 la nada despreciable cifra de 13 triunfos de 19 posibles, número tope al que llegaría Vettel si gana en Corea, India, Abu Dhabi y Brasil. Y de buen seguro que el de Heppenheim querrá desquitarse de su abandono la pasada campaña -cuando lideraba la carrera- con una nueva victoria.

Fernando Alonso llega a Corea, donde hace una temporada fue el gran beneficiado de la catástrofe de la escudería de Milton Keynes sumando un nuevo triunfo en su casillero que, además, le colocaba líder del campeonato a falta de las dos últimas carreras del año. Una carrera que, al estilo la de Canadá de este año, se alargó demasiado por la lluvia, además de disputarse durante muchas vuetlas con el Coche de Seguridad en pista. Al final el de Oviedo subió al podio prácticamente a oscuras.

Y eso que la carrera estuvo a punto de no disputarse. Las malas condiciones del circuito -apenas construido con el tiempo justo para la carrera- dejaron en el aire su celebración, aunque al final la FIA insistió en que no había ningún problema. Este año el trazado de Yeongam tiene una imagen bien diferente y más como cabe esperar de un circuito de la máxima categoría del mundo del automovilismo, aunque le falta todavía la ciudad que debe rodear la pista.

Esta temporada la gran incógnita la protagoniza Pirelli con su elección de neumáticos, los compuestos súper blando y blando, sobre todo al tratarse de una pista tan abrasiva como es Yeongam. Asimismo, será interesante ver los resultados del DRS en la larga contrarecta de Yeongam y si Lewis Hamilton y Felipe Massa firman, por tercera carrera consecutiva -y cuarta en todo el año- un nuevo pique.

En cuanto al tiempo, podrían caer precipitaciones durante la primera jornada del viernes, mientras que para el sábado y el domingo las temperaturas serían más óptimas, con un cielo soleado pero con mucho viento.

Déjanos tu comentario