Webber se despide de la F1

Mark-Webber

El piloto australiano Mark Webber se despedirá de la Fórmula 1 al término de la presente temporada. El corredor de Red Bull, que terminaba contrato con el equipo austríaco, pone fin a 12 años de trayectoria en el Gran Circo y se prepara para probar fortuna, con Porsche, en el Campeonato del Mundo de Resistencia y Las 24 Horas de Le Mans.

“Es un honor para mí unirme a Porsche y formar parte del equipo en su retorno a la máxima categoría de Le Mans y al Campeonato del Mundo de Resistencia. Porsche ha escrito la historia del automovilismo y se caracteriza por rendimiento y tecnología al más alto nivel. Estoy deseando afrontar este nuevo reto después de mi etapa en la Fórmula 1. No puedo esperar para pilotar uno de los coches de carreras más rápidos del mundo“, ha explicado Webber a través de su página web oficial.

Webber se ha confesado “ilusionado” ante el nuevo reto que tiene ante sí e “impaciente por pilotar uno de los prototipos (el LMP1 de Porsche) más rápidos del mundo”.

Cuando se ponga a los mandos de Porsche, otro piloto ocupará el asiento de Red Bull, el mejor equipo de la parrilla. En él, Webber ha tenido que vivir a la sombra de Sebastian Vettel, una situación que le ha originado más de un quebradero de cabeza. Una buena muestra de ello se vivió en el Gran Premio de Malasia hace tres meses, cuando Webber desobedeció las órdenes de equipo para adjudicarse la victoria y se vislumbró la complicada relación que mantienen ambos pilotos.

Pese a ello, Red Bull sólo ha tenido, hoy, palabras de agradecimiento para el australiano. “Agradecemos la gran contribución que ha hecho al equipo durante las siete temporadas que ha estado aquí. La dedicación y la labor de Mark han sido un factor determinante en la consecución de tres títulos mundiales de constructores (2010, 2011 y 2012) que hemos logrado”, figura en el comunicado emitido por la escudería.

Escrito por Elena Fernandez el 27 junio, 2013 | 1 comentario
Etiquetas: , , Fórmula 1

Juanma | 27 de junio de 2013 | 7:36 pm

Hay un error, no fue Webber quien desobedeció las ordenes de equipo ni gano la carrera. Fue Vettel, el niño mimado. Se va uno de los últimos Gentlemen de la F1.

[Contesta a este comentario]

Déjanos tu comentario