Webber y Vettel, vuelve la relación cainita

Sebastian Vettel, Christian Horner y Mark Webber celebran el Mundial de Constructores de Red Bull en el podio del GP de Brasil 2010

(Declaraciones – F1) «No somos hermanos, no somos iguales» ha declarado el vigente campeón del mundo al respecto de su tortuosa relación con su compañero de equipo

El ‘otro’ Mundial, el de los ‘piques’ entre los pilotos que componen el paddock, también calienta motores en esta recta final de la pretemporada. Hay varias relaciones dentro de boxes que no son lo que se dice amistosas, pero una de las que más juego dio el curso pasado fue la de los corredores de Red Bull, Mark Webber y Sebastian Vettel, una relación cainita donde las haya en la que las preferencias dentro del equipo por el alemán terminaron por ayudarle decisivamente a alzarse con el título, dejando al australiano con cara de circunstancias…

Después de aquello la relación no puede ser buena, aunque a Vettel le parezca que las cosas han mejorado: «Intentará batirme y, si se lo preguntáis a él, seguro que contestará lo mismo, porque yo intentaré batirle. Todo ha regresado a la normalidad, a pesar de que el año pasado tuviésemos opiniones diferentes alguna vez», dijo el actual campeón, agregando:»No somos hermanos. No tenemos los mismos padres y, claro está, no somos iguales. De todas maneras, también muchas veces los hermanos ni siquiera se parecen entre ellos».

Vettel realizó esas declaraciones al término de una jornada de entrenamientos en el circuito de Montmeló, en la que obtuvo el mejor registro del día (1:21.865). Sin embargo, se cuidó muy mucho de no lanzar las campanas al vuelo: «Es necesario que esperemos como mínimo unas carreras para ver realmente dónde estamos. El circuito de Melbourne no es un trazado convencional. Hasta Malasia o más tarde no sabremos exactamente dónde estamos«, explicó.

En cuanto a los cambios de neumáticos, que esta temporada parece que volverán a ser una de las grandes animaciones de las carreras, el piloto nacido en Heppenheim comentó que, a su juicio, favorecerán al espectáculo: «Seguro que habrá más de dos cambios en cada Gran Premio y esto provocará que conduzcamos de forma diferente. Esto sí que lo empezaremos a ver ya en Melbourne», analizó.

Escrito por Jose Antonio Sojo el 9 marzo, 2011 | ningún comentario
, Sin categoría

Déjanos tu comentario