Webber zanja la crisis interna

El equipo de Red Bull celebra la victoria de Mark Webber en Silverstone, GP Gran Bretaña, 2010

(Declaraciones – F1) El piloto australiano quiere poner punto y final al conflicto creado en Red Bull a raíz de los hechos ocurridos en el último Gran Premio de Gran Bretaña.

Tal y como ocurrió tras el incidente entre Mark Webber y Sebastian Vettel en el GP de Turquía (choque entre ambos que regaló la victoria a Lewis Hamilton), menos de una semana ha tardado Mark Webber en querer calmar las aguas que bajaban revueltas por el río de Red Bull mediante un comunicado en su página web oficial. Principalmente, porque fue él quien las agitó con sus críticas al equipo tras cruzar la línea de meta en Silverstone con un “no está mal para un segundo piloto” que sorprendió a propios y extraños, obligando a Christian Horner, jefe de equipo, a tomar cartas en el asunto, además de ser motivo de críticas por parte de David Coulthard, ex compañero del piloto.

El aussie se explica, asegurando que “los comentarios de Silverstone se dijeron en el calor del momento. Ahora probablemente, con mayor perspectiva, no los debería haber dicho“. “La Fórmula 1 es altamente fiera y competitiva; las emociones y la adrenalina corren al máximo de vez en cuando, como en muchos otros deportes, y mi comentario en la radio fue un ejemplo de sarcarsmo australiano“, añade Webber.

El piloto asegura que ahora entiende la decisión del equipo, asegurando así mismo que la situación en la escudería de Milton Keynes es ahora óptima después de una reunión que han mantenido todos: “Hemos dado buena cuenta en la fábrica de lo que pasó el fin de semana, y hemos refrescado el ambiente. Obviamente comprendo por qué un equipo debe en ciertos momentos favorecer a un piloto con más puntos en el campeonato cuando no hay medios suficientes para ambos“, señala, revelando que en próximas situaciones similares ocurrirá lo mismo.

“La decepción que tuve el sábado después de la calificación se extendió a domingo, pero se debe simplemente al hecho de que yo, como el resto de pilotos de la parrilla, queremos la mejor oportunidad de éxito”, razona Webber. Además, quiso señalar que su relación con Horner es buena (“somos amigos”), recordando que ambos comparten un mismo equipo de GP3 Series: “Tenemos un respeto mutuo grande que se traslada a otras actividades, como nuestro equipo de GP3 Series [MW Arden] y el interés en encontrar y cultivar el talento de los jóvenes de carreras”, afirma el australiano en su comunicado.

El respeto dentro del equipo se extiende a los pilotos. Sé que tengo a un buen piloto por compañero, y no me gustaría que fuera de otra manera. Sebastian [Vettel] y yo no somos enemigos; sólo dos pilotos que presionan al máximo y quieren lo mejor para ellos mismos y para el equipo. Es tan simple como eso”, subraya Webber sobre la relación con su compañero de equipo, puesta en duda las últimas semanas en el paddock.

Déjanos tu comentario